Situación de los servicios en la nube en las pymes

La computación en la nube, concepto conocido también bajo los términos servicios en la nube o informática en la nube, del inglés cloud computing, permite ofrecer servicios de computación a través de Internet. En este tipo de computación todo lo que puede ofrecer un sistema informático se ofrece como servicio, de modo que los usuarios puedan acceder a los servicios disponibles “en la nube de Internet” sin conocimientos importantes en la gestión de los recursos que utilizan.

“Cloud computing” es un nuevo modelo de prestación de servicios que permite al usuario acceder a un catálogo de servicios estandarizados y responder a las necesidades de su empresa de forma flexible y adaptándolos en caso de demandas de servicios no previsibles o de picos de trabajo, pagando únicamente por el consumo efectuado, o incluso gratuitamente en caso de proveedores que se financian mediante publicidad.

Según el informe sobre el grado de adopción de la nube en las organizaciones empresariales españolas realizado por la Consultora IDC y con la colaboración y el patrocinio de Arsys y VMware, la informática en la Nube está evolucionando de manera muy positiva. El conocimiento de este tipo de servicios en España se sitúa en un nivel elevado: El 88% de los responsables TIC de las empresas y organizaciones han escuchado hablar de cloud  o nube y su oferta y el 41% de estas organizaciones españolas están utilizando algún tipo de servicio o aplicación en la nube.

 La implantación de la nube está dejando de ser proyectos piloto para implantarse a gran escala. Según destaca la Consultora IDC: “La auténtica oportunidad de cloud, el despliegue de todo su potencial, está por llegar”. El analista Alberto Bellé lo explica así: “Las primeras etapas de adopción cloud vienen marcadas por tres aspectos muy claros: la orientación a coste, la búsqueda de mejoras a corto plazo y el alcance limitado a un área en particular, que no se extiende a la organización al completo. Sin embargo, ésta es una pequeña parte del mapa de oportunidad de cloud, ya que el mayor potencial se alcanzará cuando éste abarque la totalidad de procesos a lo largo de la organización, y este paso requiere algo más que un cambio tecnológico: aquí entran las personas y los procesos. Las organizaciones españolas se encuentran a las puertas de esta transformación”.

Para entrar en la nueva fase de la que se habla en el informe es preciso realizar “el gran salto en la adopción”. Pero para llegar a la nube “optimizada”, como la llama IDC, las organizaciones deben recorrer un camino previo con un análisis funcional de la organización que defina las operaciones y protocolos necesarios de implantación y migración.

 La consultora IDC recomienda que las empresas transformen sus procesos: “Si todos los departamentos o sedes realizan sus procesos de forma distinta, cloud no tiene sentido”, indica el estudio. Esta fase, que IDC denomina cloud “replicable” implica pérdida de flexibilidad pero incrementa la eficiencia en toda la empresa.

 Posteriormente es preciso abordar la fase “gestionada”, donde la nube estará completamente integrada en las diferentes unidades de negocio que gestionarán las tecnologías de forma muy sencilla, como un departamento TIC virtual.

De la reducción del coste a la generación de ingresos. La dinámica que tendrá la nube en las tres etapas que señala IDC será diferente a la que existía previamente: “Ya no importará tanto cuánto se reduce el coste, sino qué oportunidades de ingresos se van a generar. El ahorro ya no se producirá solo al reducir la inversión o gasto en hardware y software, sino a través de procesos más eficientes.  Este salto no lo puede dar el departamento TIC en solitario”.

 Para que esta transformación sea posible será necesaria la participación de tres actores principales: El departamento TIC, las unidades de negocio y los proveedores de tecnología. El primero no solo tendrá que conocer la tecnología sino también el negocio. Las segundas son responsables de transmitir las necesidades de negocio al departamento TIC. Finalmente, el proveedor de tecnología tiene que evolucionar y explorar el impacto de la Nube en el cliente, ayudándole a pensar de forma diferente y estratégica.

ENLACES:  Servicios para Pyme

4 pasos fundamentales para comenzar en comercio electronico

El comercio electronico en España  está incrementando la cifra de negocio entre un 12% y un 15% anual. Las ventas minoristas llevan 40 meses con signo negativo. Y por si fuera poco, a finales de 2013 había en España más Smartphones que personas.

Por lo tanto, la Pyme española se tiene que tomar en serio de una vez por todas la necesidad de abrir un nuevo canal de ventas en Internet si quiere sobrevivir a esta crisis tan profunda por una parte y por otra, estar a la altura de la demanda del mercado.

Pero para hacer las cosas bien, es necesario tener en cuenta que abrir un nuevo canal requiere una serie de pasos fundamentales:

1. Marca y aspectos legales. Es necesario tener claro los procesos legales necesarios para que la marca, nombre y logotipo, estén bien protegidos contra posibles robos. Tener resuelto adecuadamente todo el papeleo burocrático referente a la Ley de Protección de Datos y la LSSI sobre comercio electronico. La elección de un servicio de logística eficaz y de una plataforma de pago segura que genere confianza en el comprador. Este primer paso es fundamental.

2.  Recursos económicos. Seguidamente, es necesario preparar un presupuesto de gastos e inversiones, tales como desarrollo de la web con tienda on line y las acciones de marketing necesarias. Se debe planificar la necesidad de recursos humanos y recursos tecnológicos imprescindibles para poder operar sin dificultades. Hay que tener presente que una vez que la tienda on line es operativa, todos los recursos planificados deben estar disponibles.

3.  Plataforma web y tienda on line. Para empezar de manera profesional, es necesario contratar un desarrollador y un diseñador web responsable de todos los aspectos que una tienda on line requiere. Lo importante es que este equipo profesional haga las cosas bien, a tiempo y poniendo cuidado en los detalles. La tienda on line es el escaparate del comercio electronico y no  se deben hacer experimentos arriesgados y menos aún, tomar decisiones precipitadas. Un buena web para comercio electronico es esencial, un presupuesto acorde es lo lógico y el desarrollo por parte de profesionales una clave para el éxito. El crecimiento del comercio electronico móvil crece a un ritmo del 130% anual. No estar preparado mediante la plataforma adecuada equivale a una caída estrepitosa de ventas. El pasado año, el 38% de las operaciones de comercio electronico se efectuatron mediante estos dispositivos.

4.  Plan de Marketing. El mejor sitio web que no es visitado no sirve de nada. El siguiente paso es comenzar a lanzar el negocio en Internet y publicitarlo, porque las ventas no llegarán solas. Para tal efecto, es necesario un plan integral que no se enfoque solamente en las redes sociales, sino en los alcances que se pueden tener en otros medios muy poderosos. La necesidad de tener un Plan de Marketing adecuado, pasa por poner el proyecto en manos de un equipo experto en estas disciplinas. La gran ventaja de internet es la gran cantidad de datos que aporta. Por ello, debemos medir todas las visitas y las conversiones realizadas en la red, desde las descargas de formularios hasta las compras online.

Internet es una puerta abierta a nuevos mercados. Es un canal de ventas muy apropiado para los momentos que estamos viviendo. Pero al igual que en el mundo de la venta por mostrador,  la planificación, la inversión y conocer el producto y el mercado al que nos dirigimos es esencial. Cualquier acción mal planificada nos conduce inexorablemente al fracaso.

Angel de la Riva