Ley Orgánica de Protección de Datos (LOPD) y PYMES.

Los autónomos y las pymes están obligados a cumplir con la Ley Orgánica de Protección de Datos, más conocida como LOPD, cuando recaben en sus negocios datos de carácter personal, entendidos éstos como todos aquellos que identifiquen a una persona física. En este post están las claves que deben guiar la aplicación de la LOPD en los negocios.

Finalidad de la LOPD. Esta Ley tiene como finalidad garantizar la protección y buen tratamiento de datos de carácter personal. Estos datos se dividen en tres niveles.

  • Nivel básico: Datos identificativos, como el NIF, NºSS, nombre, apellidos, dirección, teléfono, firma, imagen, e-mail, nombre de usuario, etc…
  • Nivel medio: Datos a cerca de infracciones administrativas o penales, solvencia o crédito, datos tributarios o de la Seguridad Social, datos de prestación servicios financieros, y datos referentes a la personalidad o comportamiento de las personas, etc…
  • Nivel alto: datos a cerca de ideología, religión, creencia, origen racial, salud, vida sexual o violencia de género.

El responsable de estos datos y de su tratamiento será la persona que decida sobre la finalidad, el contenido y el uso del tratamiento de los datos personales. Y por tanto será sobre quién recaerán las obligaciones establecidas por la LOPD, y quien deberá hacer que se cumpla la Ley.

Entre los deberes del responsable estarán:

  • Inscripción de ficheros; ante el Registro General de Protección de datos.
  • Calidad de los datos. Que estos sean adecuados y veraces.
  • Deber de guardar secreto.
  • Deber de informar y obtener consentimiento para la recogida y tratamiento de los datos personales.
  • Atención de los derechos de los ciudadanos.

Puesto que la LOPD tiene por objeto proteger la intimidad de las personas físicas, las personas jurídicas, no pueden beneficiarse de esta protección. Por lo que los autónomos, según la situación en la que se encuentren, les afectará de una u otra forma:

  • Autónomo administrador de una S.L. o S.A.: En este caso el autónomo, a nivel personal no tiene obligación de cumplir con la LOPD, pero sí su empresa.
  • Autónomo con actividad empresarial y personal a cargo: Tendrá que cumplir con la LOPD, al ser el responsable de los datos de carácter personal de sus empleados, además de los de sus clientes y proveedores.
  • Autónomo con actividad empresarial sin personal a cargo: Se evaluará la naturaleza del negocio y si trata datos de clientes o proveedores, de qué tipo son y si deben o no estar organizados en ficheros. Si no existen ficheros no tiene que cumplir con la LOPD. Pero si sus clientes son personas físicas, tenga que cumplir con la LOPD.

Por qué cumplir con la LOPD. En primer lugar, para garantizar que el negocio se encuentra dentro de las exigencias legales, ya que de lo contrario podrían verse afectadas las relaciones comerciales futuras.

También es necesario considerar el posible coste para la empresa si ocurre una pérdida de datos personales confidenciales, por fallos informáticos, incendios o inundaciones, pudiendo incurrir incluso en responsabilidades civiles, competencias desleales, etc…

Además si no se cumple con esta Ley nos podemos enfrentar a importantes sanciones económicas. Según la Ley 2/2011, de 4 de marzo de Economía Sostenible, sobre la LOPD, artículo 45, que modificó algunos puntos de la Ley Orgánica 15/1999 de Protección de Datos, los importes de las sanciones se han reducido y quedan de la siguiente manera:

  • Las infracciones leves serán sancionadas con multas de 900 a 40.000€.
  • Las infracciones graves serán sancionadas con multas de 40.001 a 300.000€.
  • Las infracciones muy graves serán sancionadas con multas de 300.001 a 600.000€.

El tipo de infracción atenderá al nivel de datos afectado (básico, medio o alto). Y la cuantía de las sanciones se graduará atendiendo a los siguientes criterios:

  • El carácter continuado de la infracción.
  • El volumen de los tratamientos efectuados.
  • La vinculación de la actividad del infractor con la realización de tratamientos de datos de carácter personal.
  • El volumen de negocio o actividad del infractor.
  • Los beneficios obtenidos como consecuencia de la comisión de la infracción.
  • El grado de intencionalidad.
  • La reincidencia por comisión de infracciones de la misma naturaleza.
  • La naturaleza de los perjuicios causados a las personas interesadas o a terceras personas.
  • La acreditación de que con anterioridad a los hechos constitutivos de infracción la entidad imputada tenía implantados procedimientos adecuados de actuación en la recogida y tratamiento de los datos de carácter personal, siendo la infracción consecuencia de una anomalía en el funcionamiento de dichos procedimientos no debida a una falta de diligencia exigible al infractor.
  • Cualquier otra circunstancia que sea relevante para determinar el grado de anti juridicidad y de culpabilidad presentes en la concreta actuación infractora.

Además de la modificación en la cuantía de las sanciones hay otra modificación muy a tener en cuenta, y es la introducción de la figura del apercibimiento, que viene a ser una medida preventiva, frente a la multa o sanción. La Agencia Española de Protección de Datos juega un papel muy importante ya que podrá solicitar acciones correctoras en lugar de abrir directamente un expediente sancionador cuando haya infracciones leves o graves y el infractor no hubiese sido sancionado o apercibido con anterioridad, lo que supone una modificación muy importante tanto para pymes como para micropymes, ya que existirá la posibilidad de que no se llegue a abrir un expediente sancionador, y por lo tanto no tengan el consiguiente gasto que ello supondría.

Reglamento General de Protección de Datos (RGPD). Esta normativa europea ya en vigor tiene como fin aportar un único marco comunitario para la protección de datos. En este sentido, entre las nuevas prácticas que autónomos y pymes deben realizar en su negocio durante 2017 y hasta el 25 de mayo de 2018 están:

  • Procurar el consentimiento inequívoco, y no tácito, del cliente para el uso de sus datos.
  • Actualización de las cláusulas y políticas informativas en torno a la potección de datos.
  • Obligatoriedad de la figura de un delegado de protección de datos.
  • Puesta en marcha de Evaluación de Impacto en la Protección de Datos Personales (PIA).
  • Nuevos códigos de conducta para velar por la privacidad de datos.
  • Certificados y sellos de cumplimiento de la RGPD.

Cómo convertir las visitas en clientes.

Todas las empresas saben que estar en la red es esencial para generar visibilidad. ¿Pero cómo convertir a los internautas en consumidores? Este es el planteamiento que los expertos en comercio electrónico de Inesby que exponen para que un e.commerce alcance sus objetivos de conversión y de negocio. Para ello, proponen 4 factores de éxito que pasan por la identificación de elementos que impactan sobre el rendimiento, el aumento del número de pedidos según diseño y ergonomía, las ventas mediante la confianza del usuario a lo largo de su recorrido y la recurrencia de compra según necesidades. En Inesby explican cómo mejorar el rendimiento, identificando los puntos que impactan las conversions:

Evaluar el potencial identificando las opciones comerciales de la tienda online y definiendo lo que representa una conversión para el negocio. Cuántas más funcionalidades no comerciales existan en la tienda online (contenido, foros, etc.), más posibilidades habrá de conseguir visitantes que buscan consejos, tutoriales, suscribirse a la newsletter…

Definir objetivos que no sean únicamente la compra como tal. Aumentando el número de suscriptores a la newsletter, el número de internautas que navegan más de 3 minutos en la tienda online…

Optimizar el rendimiento de las ofertas perfeccionando su atractivo. Disparando las conversiones apostando por una propuesta comercial atractiva que pueda destacar en todos los canales de distribución y de comunicación. Construir un mensaje de marketing según el impacto potencial sobre la audiencia. Ofrecer código de descuento válido únicamente para los productos que se desea liquidar. Anúnciar en Facebook, Instagram, mediante las newsletters, etc. Mejorar la eficacia y la relevancia de los mensajes adecuando la oferta al Mercado objetivo.

Aumentar la calidad de los anuncios ajustando la audiencia objetivo. Conseguir una mayor tasa de conversión eligiendo una categoría de visitantes precisa mediante un mensaje adaptado y directo. Diseñar anuncios cualificados en la tienda online ofreciendo ofertas exclusivas para un determinado perfil de cliente mediante Facebook y otros descuentos especiales por e-mail para los suscriptores.

Al mismo tiempo, multiplicar las ventas mejorando la estrategia de adquisición y de recuperación de pedidos, y comunicar la oferta comercial en las redes dónde se encuentra la audiencia objetivo.

Permitir a los internautas encontrar fácilmente las ofertas optimizando el tiempo de carga de las páginas web y ofreciéndoles un acceso inmediato a los productos que buscan. Si una tienda online tarda más de un segundo en cargarse, el consumidor se llevará una impresión negativa. El 73% de los visitantes de tiendas online las abandonan 2 minutos más tarde si no encuentran lo que buscan. Una vez que se haya optimizado el tiempo de carga, favorecer el acceso a las ofertas optimizando la navegación en la tienda online. Y ahorrar tiempo a los internautas, ofreciéndoles una navegación por secciones que les permitirá encontrar los productos que buscan según criterios precisos.

Facilitar el recorrido de compra y reducir el esfuerzo del cliente añadiendo un motor de búsqueda interno. El 76% de los internautas indican que la facilidad de uso de una tienda online es fundamental. Por ello, desde Inesby recomiendan incorporar una simple barra de búsqueda que permita al usuario introducir el nombre del producto. Tras ello habrá que analizar las búsquedas efectuadas con el fin de mejorar el posicionamiento SEO.

Aumentar el valor medio de las cestas convertidas añadiendo recomendaciones sobre los productos. Alcanzar a los compradores en el momento en el que están más concentrados añadiendo ventas sugestivas en la ficha de producto o directamente en la página “cesta”. Ofrecer productos complementarios a los productos introducidos en la cesta.

Multiplicar las posibilidades de convertir integrando opiniones de clientes. El 60% de los visitantes de una tienda online se declaran dispuestos a comprar si les ayuda algún factor humano. Es necesario apostar por la transparencia ofreciendo comentarios de clientes y mostrar las opiniones de los clientes en las fichas de producto. Por último, aprender de tus errores y de las evaluaciones negativas para convertirlos en las principales ventajas competitivas.

Conseguir que los clientes vuelvan a comprar usando una serie de buenas prácticas:

  • Favorecer las compras recurrentes usando diferentes herramientas de comunicación. Mejorar la rentabilidad fidelizando a los clientes combinando distintas acciones de marketing y mantener el contacto con los visitantes mediante SMS, Whatsapp y newsletters que se consultan sobre todo vía móvil a lo largo de todo el día.
  • Alcanzar a prospectos combinando envíos recurrentes de ofertas atractivas y lanzar campañas de newsletter para una oferta en curso. Envíar recordatorios vía SMS y/o Whatsapp, integrando mensajes de última hora.
  • Reducir el tiempo entre dos pedidos mejorando la satisfacción del cliente. Hacer que los internautas recuerden respondiendo completamente a sus expectativas y demostrar que se conoce cómo responder a sus necesidades comunicando sobre los servicios complementarios gratuitos.
  • Favorecer la recurrencia de compra destacando estos servicios asociados: entrega gratis, devolución gratis, pago en varias veces, regalo si se supera un importe de compra, etc.

Gracias al growth hacking, un conjunto de estrategias para utilizar la creatividad y ser mucho más ágil para atacar mercados sin gastar un montón de dinero en publicidad masiva, cualquiera puede convertir la inversión que hace en atraer tráfico en ventas directas.

Prioridades de las Pymes en Comercio Electrónico.

Que la web deje de ser un mero escaparate para convertirse en un verdadero canal de ventas, efectivo y auto-gestionado, debería estar en el centro de las estrategias comerciales de las pymes. En el proceso de transformación digital que vivimos, no todo es Comercio Electrónico, pero si se opta por esta vía como elemento estratégico diferenciador, el Comercio Electrónico deberá entenderse más allá de la tienda online.

En primer lugar, los responsables del desarrollador español de ERP para pymes, hablan de mentalidad. Es decir, las Pymes, deben aceptar que el tiempo de las ventas convencionales ya ha pasado y que la venta online o la combinación on y off será lo que permita a las organizaciones seguir siendo competitivas y mejorar sus ratios de productividad. “Las pymes son conscientes de que, más tarde o más temprano, deberán modificar sus estrategias de venta. El problema es que siguen pensando que aún hay tiempo para hacerlo y no lo consideran prioritario”, explica Isabel Pomar, directora comercial y de marketing de Datisa.

Tomar conciencia, es la segunda prioridad que deben tener en cuenta las Pymes para abordar la implantación del comercio electrónico en sus estrategias empresariales. Los responsables deben concienciarse sobre la necesidad de llevar a cabo una propuesta sólida que permita rentabilizar sus ventas. La concienciación pasa por desarrollar una política consistente y por implicar a los recursos necesarios para implementarla. “Mentalizarse no sirve de nada si no se toma conciencia de que los planes deben materializarse en tiempo y forma. Es decir que, con la concienciación va también la planificación”, dice Pomar.

Obtener la motivación adecuada es otra de las líneas sobre las que tienen que actuar las Pymes para adentrarse en el comercio electrónico. Realizar proyecciones sobre los costes y los ingresos que se pueden obtener y compararlo con los datos derivados de lo que se está haciendo actualmente, puede ser también un elemento impulsor. A veces, simplemente la idea de “lo tienes que hacer porque si no estás fuera del mercado”, puede ser suficiente. Lo que está claro – como apuntan desde Datisa – es que, cada organización tendrá su razón o motivo particular para abordar definitivamente las ventas online, pero sí o sí, deben encontrarlo para justificar su salida al mundo online.

Una vez mentalizados, concienciados y motivados, es necesario dar el salto. Muchos proyectos de Comercio Electrónico se paralizan al final, por la falta de convencimiento, de compromiso o de presupuestos. Para evitar que esto suceda, es importante que la legislación se adapte a las nuevas necesidades y que se incentive con ayudas públicas la iniciativa digital de las Pymes. Más ayudas, por un lado, y un marco legal adecuado por otro. Pero lo más importante, sin duda, como explica Isabel Pomar es la capacidad que muestren las empresas para innovar. “La innovación debe ser la base sobre la que apuntalar el crecimiento. Y no hablo solo de innovación tecnológica -que también- sino de innovar en los procesos, en los modelos e incluso en la gestión.  Hablo de probar cosas nuevas sin temor a equivocarse. De ese punto de valentía del que aún carecen las Pymes”.

“El Comercio Electrónico es una herramienta más y, como tal, hay que tenerla en cuenta dentro de la estrategia. Pero hay que entender el comercio electrónico más allá de la tienda online. Por ejemplo, hay una clara tendencia al aumento de extranets para facilitar los pedidos on-line a clientes en el ámbito del mayoreo profesional. Empresas que venden a profesionales y no al público en general. Esta es otra vía de desarrollo”, asegura Pomar.

Las Pymes en los medios de comunicación.

Durante mucho tiempo, solo las grandes empresas contaban con departamentos de comunicación y marketing que velasen por su imagen y presencia mediática. Sin embargo, poco a poco, las pequeñas empresas se están dando cuenta de que se trata de un servicio necesario si quieren mejorar sus ventas y fidelizar sus clientes, según Raquel Coba, responsable de Agencias de Comunicacion.

El éxito reciente del videojuego Pokémon Go ha vuelto a demostrar la importancia que tiene para un negocio saltar a los titulares de telediarios, periódicos, revistas o informativos. Igual que las marcas más famosas, las pequeñas y medianas empresas también pueden aprovecharse de la visibilidad que proporciona salir en los medios de comunicación. Para aparecer en los medios, las pymes deben elaborar un plan de comunicación, nombrar  un responsable, generar noticias y preparar las entrevistas.

“Estas apariciones dan una notoriedad importante a la compañía”, señala Gorka Zumeta, profesor de comunicación de Esic. Además de aumentar las ventas entre la audiencia que se interese por sus productos, estas acciones provocan una mejora de la reputación de la firma entre sus proveedores, socios y clientes.

Enrique Sueiro, director del programa de dirección en comunicación corporativa de IE, destaca la importancia de que las organizaciones “sean activas para contactar con los periodistas, en lugar de limitarse a esperar a que estos llamen a su puerta”. Para ello, tienen que seguir los siguientes pasos:

Diseñar una estrategia. El primer paso es elaborar un plan de comunicación, basado en la estrategia empresarial que determine la importancia que tiene para la compañía salir en los medios y cuáles son los recursos que se dedicarán. Es importante clarificar los objetivos que se pretenden conseguir. También habrá que establecer cuáles son los medios más accesibles para la empresa y, sobre todo, aquellos en los que se encuentra su público potencial.

Nombrar a un responsable. En las Pymes el propio gerente suele encargarse de las relaciones con los medios. Para ello, conviene que tenga una noción básica del funcionamiento de los medios y comprenda sus necesidades. En otras empresas existe un responsable específico, que muchas veces está integrado en el departamento de marketing. Debe conocer los principales aspectos del negocio y tener comunicación directa con los principales responsables, para consultarles rápidamente los datos más concretos. Algunas empresas externalizan estas tareas contratando a una agencia de comunicación. De esta forma, se benefician de la labor de los expertos en el contacto con los medios. Pero, debido a que trabajan fuera de la compañía, es importante asegurarse de que conozcan bien su funcionamiento.

Generar hitos. Las empresas deben desarrollar diversas iniciativas para atraer la atención de los medios de comunicación. La presentación de las cuentas anuales o el lanzamiento de un nuevo producto suelen ser los acontecimientos más señalados. También pueden buscar ángulos más originales, como contar una historia personal relacionada con la trayectoria de la compañía, sus empleados o los servicios que ofrece.

Preparar las intervenciones. Antes de tener una entrevista, conviene solicitar al periodista un guión con las preguntas. Habrá que enterarse de otros aspectos como el objetivo del reportaje o si se va a emitir en directo. Previamente debe preparar su intervención con el responsable de comunicación, estableciendo los principales mensajes que se van a transmitir, destacando principalmente los puntos fuertes de la compañía, manteniendo un tono amable en todo momento.

Situación de crisis. En ocasiones, los medios contactan con la empresa debido a un incidente negativo como un fallo en los productos o un accidente laboral. En estos casos, lo primero es determinar quién será el encargado de responder a sus preguntas y gestionar la relación con los medios. “Lo más importante es preocuparse por conocer lo que ha pasado y contar siempre la verdad”, aconseja Enrique Sueiro, de IE. Según explica, mantener silencio sobre lo sucedido no es una buena estrategia, porque entonces serán los rumores divulgados por otros los que construyan el relato sobre lo que ha sucedido y cuál ha sido el fallo. Cuando gestiona bien una crisis, una Pyme puede conseguir que su reputación se vea reforzada, en lugar de perjudicada.

Cómo adaptarse a cada canal

La televisión es imagen. Por tanto, el gerente de la pyme debe cuidar su apariencia y vestimenta cuando acuda a un plató. Si las cámaras van a la fábrica u oficina, habrá que mostrarles las zonas más atractivas.

En la radio cada segundo cuenta. Por lo que se debe transmitir el mensaje principal en poco tiempo. En caso de que se realice una entrevista más larga, no hay que tener miedo a repetir ideas o recordar el nombre de la empresa , pues la capacidad de retención de la audiencia es menor.

La prensa escrita a favor. En la prensa hay más espacio para explicar con detalle la historia. Aunque es un medio escrito, las imágenes también son importantes, por lo que hay que contar con un buen archivo fotográfico.

La revolución digital está provocando un cambio de mentalidad en las Pymes que empiezan a preocuparse por su reputación online y a valorar la importancia de controlar lo que se dice sobre ellas en la red. Sin embargo, la mayoría aún son reticentes a buscar expertos que les ayuden en esta materia, y tienden a lanzarse al mundo social media sin una estrategia ni formación previa.

El objetivo de las comunicaciones tiene que ser crear una imagen de marca, dotarla de prestigio y visibilidad, a la vez que se genera a su alrededor una comunidad de clientes, proveedores y trabajadores. Unas acciones que tienen repercusión en el volumen de ventas de una empresa, aunque no sea su finalidad.

ENLACES: GEDESCO INFORMA  

Ninguna economía debe aspirar a competir en costes bajos.

El secretario de Estado de Empleo, Juan Pablo Riesgo Figuerola-Ferretti, presidió ayer la ceremonia de clausura del curso 2015-2016 de la Escuela de Organización Industrial (EOI), escuela de negocios decana de España. El acto académico contó también con la presencia del subsecretario de Industria, Energía y Turismo y presidente de EOI, José María Jover; el director general de EOI, Fernando Bayón; el consejero delegado de Ericsson España, José Antonio López Muñoz; y el director general del Consejo Regional de Turismo de Tánger-Tetuán, Abdelghani Ragala.

FUENTE: https://www.eoi.es/es/noticias/23809/juan-pablo-riesgo-ninguna-economia-debe-aspirar-competir-en-costes-bajos-sino-en-talento