Ventajas de los Directorios para las Pymes.

Un directorio de empresas es una potente herramienta que consigue que reunir la demanda de personas físicas y de empresas con las ofertas de de productos y servicios. Se trata de una herramienta que se encuentra en el mundo on-line y su funcionamiento es parecido al de las clásicas páginas amarillas, pero aún más fácil de utilizar.

Desde el punto de vista de la empresa lo primero que se debe realizar para aparecer en un directorio de empresas es inscribirse y rellenar un formulario donde se podrán colocar el logotipo de la empresa, una descripción corta donde, de manera escueta, se tendrá que dar la información concreta que pueda interesar al usuario, una descripción extensa acerca de la empresa y de los productos y servicios que vende que los usuarios podrán consultar si se sienten atraídos y, lo más importante, los datos para que todos los usuarios puedas contactar con la empresa en esta sección puede aparecer el e-mail, el número de fax, el número de teléfono, la dirección, etc

Otra virtud de aparecer en un directorio de empresas es que ayuda en el posicionamiento de la web de la empresa en los buscadores. El aparecer en varios directorios de empresas se consigue que la web reciba links externos que los robots de los buscadores ven y valoran positivamente viendo que la página web es importante dentro la red y haciendo que suba de posiciones dentro del ranking de los buscadores como Google.

Desde el punto de vista del usuario, facilita mucho el encontrar algún proveedor del producto o servicio que se está buscando ya  que estos directorios de empresas están organizados de manera que facilite la búsqueda del usuario, se pueden encontrar empresas organizadas por actividad, por ubicación y por casi cualquier filtro que deseen el usuario. De esta manera se pueden encontrar diferentes empresas que ofrezcan lo que se está buscando permitiendo al usuario poder contactar con ellas y poder comparar precios, servicios y cualquier tipo de requisito que el cliente crea importante antes de adquirir el producto. De la misma manera se pueden encontrar productos o servicios poco comunes y difíciles de encontrar y que solo empresas muy especializadas producen.

Como conclusión podemos afirmar que los directorios de empresas son la modernización de la información de empresas que existía en papel y que recibíamos en la puerta de casa cada año, y esta modernización ha contribuido a que sean más fáciles las búsquedas, que podamos consultarla cuando se quiera y donde se quiera y que la información sea lo más actualizada posible.

ENLACES: DIRECTORIOS

Cómo fidelizar clientes.

Para muchos, un cliente fiel es el que repite sus compras a la empresa. Para otros es el que compra más cada vez. Todos están en lo cierto, aunque no hay que olvidar otro factor importante de la lealtad. Para saber cómo fidelizar clientes, antes hay que tener claro el objetivo:

1. Que el cliente compre con más frecuencia.

2. Que el cliente invierta cada vez más dinero en sus compras.

3. Que no se plantee otras alternativas y que ignore a la competencia.

Los medios de comunicación social son el canal idóneo para trabajar cómo fidelizar clientes, ya que permiten mejorar la comunicación de forma muy efectiva. Social Media es la herramienta más realista si se quiere tomar el pulso del mercado de la demanda. La toma de decisiones debe basarse en datos objetivos y, por tanto, es necesario cuantificar el valor de la lealtad del cliente, un concepto que se articula en torno a dos variables:

• Coste de adquisición de nuevos clientes.
• Valor potencial de un cliente a lo largo de su ciclo de vida.

Inversión y estrategia son el secreto de quienes saben cómo fidelizar clientes con los Medios Sociales.

La accesibilidad, facilidad y alcance de los medios de comunicación social hacen que muchas empresas crean que todo es posible y que, sin necesidad de un plan y sin casi siquiera inversión, les parezca que pueden conseguir clientes más fieles. Este error estratégico y se nota en los resultados:

• No es lo mismo conseguir muchos leads que muchos clientes. Nada que ver disponer de una importante cartera de clientes que contar con una nutrida relación de clientes fieles.
• La coherencia es crucial para la imagen de marca y por eso hace falta una estrategia en Social Media que determine qué nivel de calidad de la información se requiere. Es decir, aportar valor al usuario con los contenidos online.
• Los medios de Social Media no sólo se hacen eco de lo que sucede en la red, sino que, de forma prioritaria se emplean para opinar sobre el servicio al cliente o la calidad de los productos de las empresas.

• Como en cualquier medio, es preciso hacer un seguimiento. El establecimiento de indicadores permitirá reajustar las acciones a medida que se vayan produciendo cambios en la demanda.
• Hay que saber quién es quién y reconocer a los clientes más valiosos. A ellos habrá que dirigir todos los esfuerzos y la inversión.

Es frecuente que quienes se plantean cómo fidelizar clientes lo hacen desde una perspectiva simplista que sólo mira hacia el área de marketing. Gran error. Las organizaciones empresariales que disfrutan de esa lealtad de los clientes, las que reamente han descubierto cómo fidelizar clientes, saben que ésa no es más que la punta del iceberg.

Hay que trabajar estos aspectos si se quiere dar con la fórmula mágica de cómo fidelizar clientes.

ENLACES:  Fidelizar clientes      10 Trucos

Fidelización: Porqué es importante para la Pyme.

Los expertos afirman que cuesta de 5 a 10 veces más adquirir un nuevo cliente que fidelizar uno ya existente. Además, un cliente actual gasta un 67% más que uno nuevo. Cifras como estas, demuestran realmente la importancia de la lealtad y fidelidad de los clientes.

¿Qué son los programas de fidelización?

Un programa de fidelización es una estrategia de marketing con el propósito de premiar el comportamiento de compra de sus clientes, lo que produce en ellos un sentido de lealtad y fidelidad hacia la empresa.

¿Por qué implantar un programa de fidelización?

Un programa de fidelización requiere la asignación de recursos económicos y humanos. Esta asignación de recursos se tiene que valorar como una buena opción para mejorar los ingresos y maximizar el retorno de la inversión. Seguidamente se enumeran las variables que se venm afectadas por la impalntación de un programa de fidelización:

1. Impulsa el crecimiento del negocio.
Cada programa de fidelización puede producir diferentes resultados en función de los objetivos trazados. No cabe duda que cada vez que han sido implementados como modelo de expansión y crecimiento se ha verificado un crecimiento destacable.

2. Incrementa tus ingresos.
Según una publicación realizada por Forbes en febrero de 2013, mantener a un cliente existente cuesta 7 veces menos que adquirir uno nuevo. En este sentido, los recursos que destinados a crear y poner en marcha programas de fidelización no tienen punto de comparación con los gastos generados por la búsqueda y adquisición de nuevos clientes.

3. Mejora la reputación.
“Un cliente satisfecho, es un cliente feliz”. Esta frase debe convertirse en un referente para un programa de fidelización. Si los clientes se sienten apreciados y valorados, lo más seguro es que permanezcan leales al negocio y que además lo recomienden a otros. Esto se convierte en un proceso de “boca a boca” que repercutirá positivamente en la reputación de la Pyme y por consiguiente en su crecimiento.

4. Aumentan las ventas mediante la inclusión de incentivos.
Los clientes valoran los programas de fidelización principalmente por los incentivos adicionales que reciben al realizar una nueva compra. Este tipo de incentivos deben estar alineados en función del número de veces que han realizado una compra, el artículo comprado, la inversión realizada y sobre todo en base a la satisfacción de sus deseos y necesidades. Dependiendo de la intención de compra de los clientes (online u offline) se podrán establecer programas de incentivos que satisfagan sus necesidades.

5. Proporciona información acerca del comportamiento del nicho de mercado.
Un programa de fidelización además de fomentar una relación más cercana con los clientes, permite obtener datos de suma importancia para entender su comportamiento en relación a qué evitan comprar y qué los induce a gastar su dinero.

6. Hace feliz a los clientes.
Ofrecer recompensas o incentivos a los clientes más fieles no produce ningún efecto sobre los productos y/o servicios pero si marca la diferencia en cuanto a la competencia y sobre todo mantiene a los clientes satisfechos y felices.

Un programa de fidelización establece una relación de beneficio tanto para los clientes como para el crecimiento de la Pyme.

ENLACE:  SERVICIOS PARA PYMES

Cómo hacer un plan de social media para Pymes.

Son muchas las Pymes que inician su estrategia en social media sin tener los mínimos conocimientos, pero es conveniente hacer las cosas bien desde los inicios, para evitar mayores problemas por una falta planificación.

Por ello y antes de nada, es imprescindible elaborar un plan de social media para definir lo que se pretende hacer en las redes sociales. Es necesario organizar y planificar con antelación la presencia en redes sociales para conseguir que esta estrategia sea efectiva y vaya en consonancia con los objetivos empresariales planteados. Las pautas para elaborar un plan de social media deben pasar por los siguientes pasos:

Análisis: Antes de comenzar en redes sociales, es necesario hacer un análisis previo de la situación de la Pyme. Definir la página web. Observar qué está haciendo la competencia en redes sociales y cuál es la situación general del sector de actividad en social media.

Definición del público objetivo: Es imprescindible definir a qué público se va a dirigir la estrategia en concreto en las redes sociales para tener claro un plan de social media efectivo.

Objetivos: Qué se quiere conseguir con la presencia en redes sociales. Éstos tienen que ser objetivos, específicos, medibles, realizables, realistas y limitados en el tiempo. Además, deben estar alineados con los objetivos empresariales. La estrategia de social media debe formar parte del plan de negocio de la Pyme

Estrategias: En éste apartado hay que definir de qué forma se va a estar en redes sociales y qué es lo que se va a ofrecer en ellas para conseguir alcanzar los objetivos planteados en el plan de social media.

Por otra parte, es necesario definir una serie de factores extraordinariamente importantes en el plan de social media, como son:

El contenido: Se debe reflexionar sobre el contenido que se va a publicar. Es fundamental aportar contenido relevante, que aporte valor y que en buen parte sea de producción propia. Pero ante todo, que sea de interés para el mercado al que se dirige la estrategia social media.

Estilo de comunicación: Es necesario reflexionar sobre el lenguaje de los mensajes en cada uno de los medios empleados así como la frecuencia de publicación. Es importante evitar la saturación del cliente.

Selección de Plataformas: No es necesario estar en todas las redes sociales. Seleccionar las plataformas en las que realmente esté el público objetivo para rentabilizar al máximo la inversión en social media.

Definir las métricas: Es fundamental medir si las acciones llevadas a cabo en social media están siendo o no efectivas y si se acercan o no la los objetivos planteados inicialmente, para, así, poder realizar acciones correctivas.

Aunque se trata de un esquema de social media muy básico y elemental, éste post ayudará a establecer las pautas y organizar las ideas y a aumentar la efectividad del plan en social media.

ENLACES:  PLAN SOCIAL MEDIA  

Retrato de las PYME.

Según el Directorio Central de Empresas, a 1 de enero del año 2013 hay en España 3.142.928 empresas, de las cuales 3.139.106 (99,88%) son PYME.

En comparación con la UE, las microempresas (de 0 a 9 empleados) en España suponen el 95,7% del total de empresas, 3,6 puntos por encima de la estimación disponible para el conjunto de la UE en 2012 (92,1%). También hay una diferencia significativa en la representatividad de las empresas españolas pequeñas (3,6%), 3 puntos por debajo de la estimación para el conjunto de la UE27 (6,6%).

Entre 2002 y 2012, el número total de empresas en España ha aumentado en 329.808 unidades lo que supone un incremento acumulado en el dicho periodo del 11,7%. Pero en el año 2012, el número de PYME disminuye en 52.282 empresas, lo que significa una reducción del 1,64% con respecto a 2011y del 8,1% respecto al máximo alcanzado en 2007.

El 79,9% de las empresas españolas ejercen su actividad en el sector servicios y, dentro de éste, un 24,3 % corresponde al comercio.

Atendiendo a la distribución sectorial, se observa cómo varía el tamaño empresarial en función de los sectores económicos a los que pertenecen las empresas. Así, el 85,6% de las empresas industriales son microempresas, y de ellas el 48,0% tienen entre 1 y 9 empleados. Sin embargo, los sectores construcción y comercio aglutinan el mayor número de empresas (con un 59,4% y un 4 9,7% respectivamente) en el tramo de microempresas sin asalariados. En el sector resto de servicios (excluyendo el comercio), más del 55% son microempresas sin asalariados y el 40,6% tienen entre 1 y 9 empleados. El 11,83% de las empresas del sector industria son pequeñas empresas (de 10 a 49 empleados), porcentaje muy superior al que suponen las pequeñas empresas sobre el total de empresas (3,6%).

Atendiendo al tamaño de las empresas, el 59% de las empresas de más de 250 empleados desarrolla su actividad en el sector resto de servicios, siguiéndole en importancia la industria (22,3%), y el comercio (14,5%). En el caso de las PYME, la mayor representatividad corresponde a las de empresas de resto de servicios (55,6%), y de comercio (24,3%).

La Clasificación Nacional de Actividades Económicas (CNAE2009) muestra que, en 2012, el sector que concentra un mayor porcentaje de PYMES es el de “establecimientos de bebidas” (5,8%), seguido por construcción de edificios (4,9%) y transporte de mercancías por carretera y servicios de mudanza (3,7%).

La PYME española tiene una particular importancia en su contribución a la generación de empleo, ocupando cerca del 63% del total de trabajadores. En particular, las empresas de menor dimensión son las que emplean un mayor número de trabajadores. Las microempresas y las pequeñas empresas, representan respectivamente el 30, 2% y el 17,4% del empleo total.

En 2013, continúa el aumento en la proporción del empleo generado por las grandes empresas españolas, iniciado en los últimos años, y que se refleja en una diferencia de casi 4 puntos con respecto al porcentaje estimado en la UE27 para este tamaño de empresas (33,6%).

Durante 2013 la caída interanual del número total de empleados en las PYME es de un -1,31%, lo que se traduce en una pérdida de 92.000 puestos de trabajo, no obstante, supone una mejora de cuatro puntos con respecto a 2012 (-5,47%). Las pequeñas y las medianas empresas son las que sufren un mayor descenso, con un -2,04% y un -1,05% respectivamente. El empleo en el estrato de las grandes empresas, es el único que experimenta una variación positiva, del 0,16%, con el incremento de 8.000 puestos de trabajo.

La crisis en el periodo 2008-2013 está afectando en mayor medida al empleo generado por las pequeñas empresas (-23,5%), seguido del de las medianas (-16%). El empleo en las grandes empresas ha sido el menos afectado, con una variación del -7,46%.

En cuanto a la productividad en 2012, el valor añadido bruto (VAB) por ocupado de la economía española, de acuerdo con los datos del INE, es de 54.251 euros, lo que representa una tasa de crecimiento interanual del 3,15%. Este crecimiento se explicaría en los últimos cinco años, por haberse producido una reducción en el número de ocupados que ha sido proporcionalmente mayor que la disminución en el valor añadido bruto.

El mayor número de nuevas empresas creadas se enmarcan en actividades de “comercio al por menor” (con 54.991 empresas más) y de “servicios de comidas y bebidas” en el que se dieron de alta 42.524 firmas. Sin embargo, las actividades con mayor creación neta de empresas fueron las sanitarias, jurídicas y de contabilidad.

El sector del “comercio al por menor”, el de “servicios de bebidas y comidas” y el de la “construcción de edificios” (con 62.445, 45.880 y 41.788 empresas menos respectivamente) son los sectores con mayor destrucción empresarial en términos absolutos. La tasa neta de creación de empresas en 2012 es del -2,5%, lo que supone un empeoramiento de casi medio punto con respecto la tasa de 2011. La actividad que presenta una menor tasa neta de creación de empresas es la correspondiente a “investigación y desarrollo”, con una tasa negativa del -24,5 %.

El 97,5% de las empresas ingresaron menos de 2 millones de euros. Un 1,9% ingresan entre 2 y 10 millones. Las que tienen ingresos comprendidos entre 10 y 50 millones representan el 0,5%, y sólo el 0,1% ingresaron más de 50 millones de euros en 2012.

La persona física (autónomo) es la forma predominante en la constitución de una empresa. La sociedad limitada aparece en segundo lugar, la comunidad de bienes en tercero y la sociedad anónima en cuarto lugar. Esta última forma jurídica está perdiendo protagonismo en favor de la sociedad limitada y la comunidad de bienes, y es previsible que este trasvase se siga produciendo por la mayor idoneidad de la sociedad limitada para la constitución de una empresa de pequeña dimensión.

Atendiendo al tamaño empresarial, se observa como las empresas sin asalariados optan por la persona física como forma predominante, seguida de la Sociedad Limitada. En todos los tramos de PYME con asalariados la Sociedad Limitada es la forma jurídica más representativa, mientras que la Sociedad Anónima es la forma mayoritaria en las grandes empresas.
Estos informes han sido elaborados por la D.G. de Industria y de la PYME a partir de datos proporcionados por el Ministerio de Empleo y Seguridad Social (MEySS) sobre las empresas inscritas en la Seguridad Social.

ENLACES:  Pymes    Ayuda Pymes