Siete tendencias en la gestión de personas en 2017.

Acaba el año 2016 con numerosos retos alcanzados en el ámbito de la gestión de personas. Y ahora que comenzamos un nuevo ejercicio los expertos se han planteado cuáles son las tendencias sobre las que los departamentos de RRHH deberán trabajar el nuevo año para conseguir que sus empresas sean cada vez más competitivas y más atractivas. Randstad marca Big Data, gestión de la diversidad, digitalización, cultura de feedback continuo o ‘gig economy’, entre otros, como algunos aspectos clave a tener en cuenta en la gestión de personas en 2017.

Continuar leyendo “Siete tendencias en la gestión de personas en 2017.”

Pymes: El motor de crecimiento de Europa.

Veinte millones de PYMES en Europa, será sin lugar a dudas la clave para volver al crecimiento económico. ¿Cuáles son las herramientas para una mayor competitividad? ¿Por qué las PYMES, las pequeñas y medianas empresas son un elemento clave para el retorno al crecimiento económico? ¿Cuáles son las herramientas que hay que implementar o desarrollar para mejorar la competitividad?

Algunas cifras nos ayudarán a comprender la situación: las PYMES representan el 99 por ciento de las empresas en Europa. Dan trabajo a dos de cada tres europeos y representan dos tercios del valor añadido que se produce cada año.

Con 26 millones de desempleados, la Unión Europea sigue resintiéndose de los estragos de la crisis. Este año, las PYMES europeas podrían crear 740.000 puestos de trabajo. Es un signo positivo, pero insuficiente para compensar los casi 9 millones de empleos perdidos desde 2008.

Joanna Drake, trabaja en la Comisión Europea como directora de promoción para la competitividad de las PYMES: “Aún no podemos dar por hecho que se van a seguir creando PYMES. Hay que dejar claro que aún falta mucho por hacer en términos de apoyos para crear nuevas empresas o “Star Up”. Y también para ayudarles a crecer.”

El proyecto de Unión Bancaria, que debería entrar en vigor en unos meses y los tratados de libre comercio que se negocian con Japón y Estados Unidos, podrían alentar a los empresarios. Además, la Unión Europea acaba de implantar un nuevo programa llamado COSME para estimular el crecimiento de las PYMES. Su objetivo: facilitar la financiación. Y está dotado de 2.300 millones de euros.

“No tenemos una varita mágica, ni podemos hacer milagros, pero vamos a implantar un conjunto de medidas e intervenciones sistémicas, nos confia Ferdinando Nelli Feroci, Comisario europeo de Industria y Emprendimiento. Y también programas específicamente orientados para que las pequeñas y medianas empresas puedan obtener, por ejemplo, dispositivos de garantía para obtener préstamos de los bancos.”

En 2015, solo un tercio de los empresarios lograron la financiación que necesitaban. Los emprendedores lo saben bien: hay que salir de los circuitos tradicionales para operar, por ejemplo, con capital de riesgo.

Benjamin Suchar, CEO de Yoopies, plantea cómo hacer para crear una “Silicon Valley” en Europa: “Es fácil invertir en una empresa que tiene un volumen de negocio de 2 ó 3 millones de euros. Pero es mucho más difícil apostar por un joven empresario, sabiendo que podríamos perder todo. Así que tenemos una fase para sembrar las bases, que es esencial. Y realmente hay que crear y nutrir ese ecosistema si queremos ver nacer en Europa a los futuros Facebook o Airbnb.”

Otro gran desafío es la capacidad de internacionalizarse. Sobre todo porque el 60% del crecimiento mundial de aquí a 2030, lo van a generar las economías emergentes.

Federica Guidi es ministra italiana de Desarrollo Económico: “Hemos de considerar a Europa como un mercado doméstico y el resto del mundo como un mercado potencial real, incluso para las empresas más pequeñas.”

En España contamos con una “superpoblación” de pequeñas y medianas empresas, que aportan el 65% del PIB y el 75% de los puestos de trabajo. Suponen el 99,2% de nuestro tejido productivo. Tenemos más que Reino Unido (98%) y Alemania (97%). Y sin embargo, parece que no podemos competir a ese nivel. Nuestras pymes flaquean en productividad, internacionalización y tamaño. La pyme española, con 4,7 empleados de media, insiste en su pequeñez en todos los sentidos. ¿Pero, qué le impide crecer?

España suspende en financiación. Los bancos han dejado de prestar a las pequeñas empresas. En 2014, 300.000 pymes se ahogaron por falta de oxígeno crediticio. Nuestra tendencia a la pequeñez empresarial es, a la vez, causa y consecuencia del difícil acceso al crédito bancario. Las pymes españolas se financian un 35% más caro que la media de la eurozona, un 77% más que sus homólogas alemanas. Además, la legislación dificulta la salida de este mal porque desincentiva el crecimiento e impide el acceso de las empresas pequeñas a financiación no bancaria. La normativa está volcada en la creación de empresas, pero se olvida de fomentar su crecimiento.

Todos los estudios coinciden: el potencial exportador de nuestras pymes es muy alto, pero hay que explotarlo. La buena noticia es que estamos en el camino. Conquistar nuevos territorios es clave para crecer. La empresa familiar de toda la vida debe abandonar estrategias localistas y aprender a pensar en términos internacionales si quiere alcanzar el éxito en un mundo cada día más globalizado. Al ganar presencia en distintos mercados se diversifica el riesgo y se incrementa la producción, obteniendo una reducción del coste medio del producto. ¿Cómo conseguirlo? Dependerá de cada caso, pero hacerse con una buena estrategia de e-commerce y poner el foco en mercados emergentes puede ser un buen comienzo.

El gran problema de la pyme española es su tamaño, ya que cuenta con solo 4,7 trabajadores de media. Debe ponerse a contratar ya y no parece que vaya a hacerlo: solo un 60% de las empresas dijo tener previsto contratar en 2016. Debe centrar sus esfuerzos en la captación y retención del talento. En cuanto a la captación del talento, España aprueba justo con un 5,2 sobre 10 en el ranking de Adecco. La buena noticia es que en 2014 de los 30.000 autónomos que se dieron de alta, 20.000 eran mujeres.

La inversión en I+D y la transformación digital son fundamentales para poder estar a la vanguardia empresarial. España está lejos de los objetivos comunitarios y de los niveles de las principales economías europeas. La I+D es imprescindible para competir en los sectores de mayor intensidad tecnológica y de las actividades innovadoras es la que, a cambio de un mayor riesgo, ofrece una mayor ventaja competitiva a las empresas que la realicen con éxito. Así mismo, la transformación digital que estamos viviendo, hace imprescindible una revisión de todos los modelos de negocio, sin dejar a salvo ningún sector de actividad. Por este motivo, el estímulo y apoyo a la I+D empresarial forman parte desde hace tiempo de todas las políticas públicas. El objetivo que fijó en 2002 el Consejo Europeo de Barcelona era lograr en 2010 un gasto empresarial en I+D equivalente al 2 % del PIB. Las empresas españolas, que dedicaron a I+D en 2010 el equivalente al 0,71 % del PIB, están, todavía lejos de este objetivo, y también lejos del nivel de esfuerzo de otros países.

Las Pymes en los medios de comunicación.

Durante mucho tiempo, solo las grandes empresas contaban con departamentos de comunicación y marketing que velasen por su imagen y presencia mediática. Sin embargo, poco a poco, las pequeñas empresas se están dando cuenta de que se trata de un servicio necesario si quieren mejorar sus ventas y fidelizar sus clientes, según Raquel Coba, responsable de Agencias de Comunicacion.

El éxito reciente del videojuego Pokémon Go ha vuelto a demostrar la importancia que tiene para un negocio saltar a los titulares de telediarios, periódicos, revistas o informativos. Igual que las marcas más famosas, las pequeñas y medianas empresas también pueden aprovecharse de la visibilidad que proporciona salir en los medios de comunicación. Para aparecer en los medios, las pymes deben elaborar un plan de comunicación, nombrar  un responsable, generar noticias y preparar las entrevistas.

“Estas apariciones dan una notoriedad importante a la compañía”, señala Gorka Zumeta, profesor de comunicación de Esic. Además de aumentar las ventas entre la audiencia que se interese por sus productos, estas acciones provocan una mejora de la reputación de la firma entre sus proveedores, socios y clientes.

Enrique Sueiro, director del programa de dirección en comunicación corporativa de IE, destaca la importancia de que las organizaciones “sean activas para contactar con los periodistas, en lugar de limitarse a esperar a que estos llamen a su puerta”. Para ello, tienen que seguir los siguientes pasos:

Diseñar una estrategia. El primer paso es elaborar un plan de comunicación, basado en la estrategia empresarial que determine la importancia que tiene para la compañía salir en los medios y cuáles son los recursos que se dedicarán. Es importante clarificar los objetivos que se pretenden conseguir. También habrá que establecer cuáles son los medios más accesibles para la empresa y, sobre todo, aquellos en los que se encuentra su público potencial.

Nombrar a un responsable. En las Pymes el propio gerente suele encargarse de las relaciones con los medios. Para ello, conviene que tenga una noción básica del funcionamiento de los medios y comprenda sus necesidades. En otras empresas existe un responsable específico, que muchas veces está integrado en el departamento de marketing. Debe conocer los principales aspectos del negocio y tener comunicación directa con los principales responsables, para consultarles rápidamente los datos más concretos. Algunas empresas externalizan estas tareas contratando a una agencia de comunicación. De esta forma, se benefician de la labor de los expertos en el contacto con los medios. Pero, debido a que trabajan fuera de la compañía, es importante asegurarse de que conozcan bien su funcionamiento.

Generar hitos. Las empresas deben desarrollar diversas iniciativas para atraer la atención de los medios de comunicación. La presentación de las cuentas anuales o el lanzamiento de un nuevo producto suelen ser los acontecimientos más señalados. También pueden buscar ángulos más originales, como contar una historia personal relacionada con la trayectoria de la compañía, sus empleados o los servicios que ofrece.

Preparar las intervenciones. Antes de tener una entrevista, conviene solicitar al periodista un guión con las preguntas. Habrá que enterarse de otros aspectos como el objetivo del reportaje o si se va a emitir en directo. Previamente debe preparar su intervención con el responsable de comunicación, estableciendo los principales mensajes que se van a transmitir, destacando principalmente los puntos fuertes de la compañía, manteniendo un tono amable en todo momento.

Situación de crisis. En ocasiones, los medios contactan con la empresa debido a un incidente negativo como un fallo en los productos o un accidente laboral. En estos casos, lo primero es determinar quién será el encargado de responder a sus preguntas y gestionar la relación con los medios. “Lo más importante es preocuparse por conocer lo que ha pasado y contar siempre la verdad”, aconseja Enrique Sueiro, de IE. Según explica, mantener silencio sobre lo sucedido no es una buena estrategia, porque entonces serán los rumores divulgados por otros los que construyan el relato sobre lo que ha sucedido y cuál ha sido el fallo. Cuando gestiona bien una crisis, una Pyme puede conseguir que su reputación se vea reforzada, en lugar de perjudicada.

Cómo adaptarse a cada canal

La televisión es imagen. Por tanto, el gerente de la pyme debe cuidar su apariencia y vestimenta cuando acuda a un plató. Si las cámaras van a la fábrica u oficina, habrá que mostrarles las zonas más atractivas.

En la radio cada segundo cuenta. Por lo que se debe transmitir el mensaje principal en poco tiempo. En caso de que se realice una entrevista más larga, no hay que tener miedo a repetir ideas o recordar el nombre de la empresa , pues la capacidad de retención de la audiencia es menor.

La prensa escrita a favor. En la prensa hay más espacio para explicar con detalle la historia. Aunque es un medio escrito, las imágenes también son importantes, por lo que hay que contar con un buen archivo fotográfico.

La revolución digital está provocando un cambio de mentalidad en las Pymes que empiezan a preocuparse por su reputación online y a valorar la importancia de controlar lo que se dice sobre ellas en la red. Sin embargo, la mayoría aún son reticentes a buscar expertos que les ayuden en esta materia, y tienden a lanzarse al mundo social media sin una estrategia ni formación previa.

El objetivo de las comunicaciones tiene que ser crear una imagen de marca, dotarla de prestigio y visibilidad, a la vez que se genera a su alrededor una comunidad de clientes, proveedores y trabajadores. Unas acciones que tienen repercusión en el volumen de ventas de una empresa, aunque no sea su finalidad.

ENLACES: GEDESCO INFORMA  

Cómo crear un portafolio profesional de éxito.

A día de hoy existen muchas plataformas web que ofrecen trabajo a profesionales autónomos y uno de los requisitos básicos para poder enviar nuestra propuesta es aportar un portafolio completo y de calidad.

El portafolio profesional es un documento físico o digital de presentación que no solo incluye datos personales, experiencia laboral y formación, sino que también ofrece muestras reales de nuestro trabajo con el fin de demostrar las habilidades y aptitudes que afirmamos poseer.

FUENTE: INFOAUTONOMOS

¿Por qué usar herramientas de gestión en las PYME’s?

Cuando abandonamos el fabuloso mundo del trabajo por cuenta ajena y nos convertimos en autónomos, microempresas o PYME’s, dejamos atrás muchas más cosas que una nómina fija y dos pagas extra por año. Dejamos atrás un departamento comercial, un departamento de administración, etc., y de repente nos convertimos en los responsables de todas las áreas de nuestra empresa. Además de la estructura de nuestra anterior empresa, dejamos de tener herramientas y software a nuestra disposición. Probablemente algunos de vosotros os sentiréis identificados, sabéis hacer perfectamente vuestro trabajo, el trabajo por el que os pagan, pero las tareas de gestión con las que no contabais os hacen perder muchísimo tiempo.

Las empresas, y el mundo en general, se hayan actualmente en un periodo que constituye todo un reto debido a las complicaciones e incertidumbres por las que pasan las finanzas y políticas institucionales. Por esto, las empresas tienen que demostrar la fortaleza de su modelo de negocio, así como su capacidad de gestión y resiliencia en un momento de máxima complejidad.

La gestión de una empresa y, sobre todo, la administración del tiempo dentro del negocio es fundamental para cubrir las diferentes areas, es decir, las necesidades que la empresa tiene con respecto a la organización del tiempo de sus activos, aquellas que se atribuyen a la oficina y, por último, las que se imputan al trabajo.

En la actualidad, todo ello suele cubrirse a través de programas de gestión para pymes, que recogen todas las necesidades que las pequeñas y medianas empresas pueden requerir en una única solución.

Todo ello, tiene beneficios directos para el cliente o el usuario entre los cuales destacaríamos, principalmente, la organización de los flujos de trabajo y a través de un software de gestión para pymes que permita organizar herramientas a través de módulos y aplicaciones y conseguir una administración eficiente y dinámica, capaz de adaptarse a las necesidades y a la idiosincrasia de cualquier empresa, lo que supone un ahorro de costes a corto, medio y largo plazo.

Aun así, la experiencia de las firmas de software de gestión para pymes, así como de un gran número de cargos directivos —en especial, directores técnicos, de operaciones o perfiles de administración— deja entrever que las necesidades de las empresas y la oferta que existe en el mercado no siempre se adapta a la medida de las exigencias de los clientes. Por ello, es importante saber qué tipo de software necesita cada Pyme y si existe algo en el mercado que se adapte mejor. Sobre la base de estos requisitos, nace VERIAL. Un producto dirigido al mercado de la pyme española; consciente de que el uso de CRMs y ERPs que se utilizan no siempre resulta útil, ni tan flexible como podría ser necesario, puesto que son programas enfocados a la gran empresa.

Verial Software para Pymes integra todas las funcionalidades que cualquier empresa necesita: Gestión de clientes y proveedores; administración de presupuestos, albaranes, pedidos, etc.; contabilidad y facturación; elaboración de todos los modelos de Hacienda; previsión de pagos y cobros; control de stocks, almacenaje y productos pendientes de recibir; gestión de obras y proyectos; gestión de empleados, etc.

Una sociedad dinámica y competitiva exige empresas a su altura. Verial aporta soluciones con planteamientos innovadores, utilizando la última tecnología para situar a su empresa en una posición destacada.

Un pilar fundamental en el desarrollo empresarial es su socio tecnológico. Verial invierte en investigación y conocimiento para ser el socio que busca, el que le acompañará en la evolución y expansión de su negocio.

Varias décadas en contacto con empresarios que saben lo que quieren, nos ha permitido construir soluciones que nos diferencian del resto por su inmediata implantación, un alto grado de personalización y una atención constante. I+D+I hacen que Verial pueda cubrir sus necesidades en un panorama cambiante y de constante evolución tecnológica. Como socio tecnológico haremos que su empresa no se desfase, que pueda cumplir con cualquier normativa y cualquier planteamiento por innovador que sea.

Como todo cambio, generará actitudes y comportamientos en las personas, como consecuencia de lo cual surgirán opositores, tradicionalistas, espectadores y neutrales, categorías que no vamos a describir pero que siempre estarán presentes – y es necesario saberlo- no para apoyar a unos y rechazar a otros, sino para poder realizar una mejor gestión del cambio que nos lleve finalmente a lograr los objetivos propuestos de implantación de soluciones de gestión.

ENLACES: VERIAL    SYSTEM NET   GESTION PYMES