Innovación para las Pymes de turismo rural.

El Programa de Alojamientos Conectados es una iniciativa del Ministerio de Industria, Energía y Turismo, puesta en marcha a través de Red.es, en el marco del Programa Empresas en Red en colaboración con los gobiernos autonómicos.

Alojamientos Conectados cuenta además con la colaboración de la Sociedad Estatal para la Gestión de la Innovación y las Tecnologías Turísticas (SEGITTUR), dependiente del Ministerio de Industria, Energía y Turismo que ha trabajado conjuntamente con Red.es en la definición del programa para el turismo rural.

El programa cuenta con el apoyo de Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos (CEHAT) que representa a 64 asociaciones hoteleras de ámbito local o provincial repartidas por toda la geografía española. Está dirigido a Pymes del sector hotelero y de alojamiento de turismo rural y cuyo objetivo final es el apoyo a la incorporación de tecnología en dichos sectores. El Programa consta de las siguientes actuaciones:

1. Convocatoria de ayudas en especie: Red.es facilita soluciones tecnológicas enfocadas a áreas fundamentales de la cadena de valor del sector del turísmo rural (reservas, gestión de la estancia, marketing y atención postventa), y servicios para potenciar la actividad de los establecimientos hoteleros y alojamientos de turismo rural en Internet.

2. Organización y celebración de Talleres de Capacitación sobre la utilización de los distintos canales de distribución a través de Internet, tanto de promoción como de comercialización de turismo rural.

3. Desarrollo de un Portal de Apoyo al Programa (www.alojamientosconectados.es).

En concreto, se ofrecen a las Pymes tres tipos de paquetes de soluciones y servicios tecnológicos:
• Solución de Gestión de la Propiedad (PMS), que permita agilizar la operativa de un establecimiento hotelero o un alojamiento rural del circuito del turismo rural español.

• Servicios para mejorar la web: realización de reportajes gráficos, vídeo marketing y una auditoría web que podrá cubrir aspectos como navegabilidad, posicionamiento o estructuración de la información.

• Servicios de marketing online: servicios relacionados con el plan de marketing online, la mejora de la gestión de clientes.

Creamos Valor, en representación de Ezentis perteneciente al Grupo Avanzit Tecnología como empresa adjudicataria de Red.es, está llevando a cabo la implantación de la Solución PMS en todo el territorio español desde el pasado año 2013 en el turismo rural de la Comunidad Valenciana y en Castilla La Mancha.

La solución PMS consta de una dotación Hardware compuesta por un Ordenador Portátil Toshiba, una Impresora Multifunción Epson y una unidad externa de Disco Duro Toshiba. Además, incluye la solución de Gestión Ruralgest que es actualmente el PMS líder en España en el sector del turismo rural. Se trata de un programa de gestión que combina la facilidad de uso con la puesta a la venta del alojamiento en canales comerciales. También es una potente herramienta para crear buscadores y centrales de reservas. Esta solución incluye la instalación y puesta en marcha del equipamiento y la parametrización del Software PMS, además de la formación presencial necesaria para el manejo de la misma.

Ruralgest tiene un componente muy importante en I+D en turismo rural y actualmente ofrece a su cliente conectividad con plataformas de amplio renombre internacional y herramientas de tanta importancia como las que permiten efectuar búsquedas y reservas a través de smartphone. Cabe destacar su profundo conocimiento del sector del turismo rural, lo que propicia la gran eficacia de sus soluciones.

El equipo de instaladores y formadores de Creamos Valor quiere agradecer a Ezentis esta oportunidad para participar en un proyecto único en España: La implantación de soluciones tecnológicas en el sector del turismo rural.

ENLACES: EZENTIS    RED.ES   RURALGEST

La Factura Electrónica. La eFactura.

La factura es el documento protagonista y nuclear de la empresa. Las facturas son los documentos indicativos de los ingresos, gastos y compras de la empresa. Prácticamente todos los departamentos de una Pyme tienen vinculación con la factura.

Adicionalmente, la Agencia Tributaria obliga a conservar las facturas como mínimo 5 años, plazo que puede aumentarse hasta 15 años cuando se trata de compensar pérdidas de ejercicios anteriores o mucho más cuando se trata de amortizaciones de algunos inmovilizados a largo plazo, como maquinaria, instalaciones etc.

La orden de la Unión Europea a los países miembros de modificar determinadas normativas en aras de una legislación armonizada en varios aspectos ha llevado al Gobierno a aprobar el Real Decreto 1619/2012 de 30 de noviembre, (BOE 289 de 1/12/12) por el que se establece el nuevo Reglamento que regula las obligaciones de facturación. Estas obligaciones afectan principalmente a los tipos de facturas, los plazos para su emisión y a la normativa sobre las facturas electrónicas.

La posibilidad que ofrece la nueva normativa de sustituir las facturas en papel por las electrónicas y de transformar, mediante Digitalización Certificada, en ficheros digitales las que se reciben en papel, nos brinda una gran oportunidad para reducir de forma muy relevante la burocracia en la gestión de las facturas.

La factura electrónica es el documento tributario generado por medios informáticos en formato electrónico, que reemplaza al documento físico en papel, pero conserva su mismo valor legal. Es, por tanto, un equivalente funcional de la factura en papel y consiste en la transmisión de las facturas entre emisor y receptor por medios electrónicos y telemáticos.

La factura electrónica debe contener los campos obligatorios exigibles a toda factura, estar firmada mediante firma electrónica y ser transmitida de un ordenador a otro con el consentimiento del receptor de la misma.

Los elementos principales de la eFactura son:
• Integridad del contenido. La información no puede ser manipulada.
• Autenticidad de su origen. Es necesario que se permita verificar la identidad del emisor.
• No repudio. El emisor que ha firmado una factura no podrá negar su existencia y validez legal.

Las obligaciones del emisor son:
• Obtener el consentimiento previo del receptor.
• Garantizar la autenticidad del origen y la integridad, mediante el uso de firma electrónica.
• Almacenar copia de las facturas (matriz).
• Acceso completo a los datos.

Las obligaciones del receptor son:
• Disponer software necesario para la validación de la firma electrónica.
• Almacenar la factura recibida en su formato original.
• Acceso completo a los datos.

Se necesita un formato electrónico de factura de mayor o menor complejidad (EDIFACT, XML, PDF, html, doc, xls, gif, jpeg o txt, entre otros). Es necesario una transmisión telemática. Este formato electrónico y transmisión telemática, deben garantizar su integridad y autenticidad a través de una firma electrónica
reconocida.

El formato Facturae es el elegido por La Administración Pública y el Centro de Cooperación Interbancaria (CCI). Es el que exige la Administración como “obligatorio” para que le facturen sus proveedores y el adoptado por la gran
Banca y Cajas de Ahorros, por lo que se estima se convertirá en el estándar del mercado.

El Formato Facturae es un formato público y estructurado, es un XML y carece de imagen como tal, pero que es más ventajoso para el receptor que los formatos de imagen, porque siempre que se disponga de una herramienta adaptada a su manejo, el archivo de las facturas será automático e incluso en algunos casos la contabilización.

Dada la importancia para las Pymes españolas de esta modalidad de facturación y su implicación en los procesos administrativos, seguiremos publicando post de esta temática.

ENLACES:  FACTURAE     SOFTWARE eFACTURA

La formación continua en las Pymes españolas.

Según un estudio elaborado por la Federación Nacional de Asociaciones de Consultoría, Servicios, Oficinas y Despachos (Fenac), “sólo el 8,6% de las pymes de nuestro país acceden al sistema de formación bonificada, lo cual exige tomar medidas para acercar la formación a nuestro tejido productivo”. Según apunta Francisco Aranda, vicepresidente de FENAC, “no tiene sentido que el colectivo mayoritario de empresas de nuestro país esté desconectado del principal elemento de competitividad que es la formación”.

El motivo principal por el que las pymes españolas no acceden a la formación bonificada está en la falta de recursos materiales y humanos propios de este tipo de compañías. Tampoco favorecen, según el estudio, la complejidad en la gestión, los importes reducidos que reciben las pymes, ni los escasos incentivos existentes para las consultoras. Según Aranda, “nuestra economía debería avanzar aportando productos y servicios de mayor calidad, para lo que resulta fundamental introducir la innovación en todos los procesos, a través de la formación. Ahora que todos los políticos parecen querer apoyar a las pymes, no podemos olvidar que sin facilitarles formación es imposible que avancen y se desarrollen de forma sostenible”.

Otro de los obstáculos con el que se encuentran nuestras pymes es el desconocimiento total de la existencia de este fondo o crédito formativo. La formación tiene unos objetivos muy concretos para empresas y trabajadores que es la mejora de la competitividad. La inversión en formación es necesaria para cualquier compañía independientemente de su tamaño y sector, pero en la coyuntura actual, aún más para las pymes.

En cuanto a la falta de conocimiento, es necesario insistir en la difusión de información sobre las posibilidades que ofrece la formación bonificada. Se trata de un tipo formación contratada por las empresas para sus trabajadores a otras empresas especializadas que poseen un convenio de colaboración con la Fundación Tripartita para la Formación. El adjetivo de “bonificada” le viene dado porque el coste de esta formación, aunque es pagado en primera instancia por la empresa que contrata la formación, puede serle devuelto total o parcialmente al canjearse por los importes pagados a la Seguridad Social a través de las nóminas y que conforman el Crédito Formativo.

La formación es el vector clave de la economía del conocimiento, a la cual debemos aspirar para la supervivencia de las empresas en la situación económica vigente. Los trabajadores mejoran su empleabilidad y, por lo tanto, su permanencia en el mercado de trabajo, y las empresas mejoran su competitividad.

La falta de aprovechamiento de estos recursos por parte de las Pymes genera un lastre para las mismas Pymes y para el propio país, que pierde en competitividad y capacidad de innovación. Dos cuestiones que marcan la diferencia en un mundo globalizado y cada vez más complejo y que son claves para salir de la actual crisis económica.

Es responsabilidad de todos acabar, poco a poco, con esta situación; y puesto que la formación es siempre una inversión, el esfuerzo merecerá la pena.

ENLACES:  FUNDACION TRIPARTITA    FORMACION CONTINUA

Gestión de Procesos de Negocio en las Pymes.

La Gestión de Procesos de Negocio (BPM – Business Process Management, en inglés) es una tecnología muy extendida en el ámbito de las grandes empresas, pero prácticamente desconocida en el mundo de las Pymes. Para la mayoría de organizaciones, el modelo de gestión clásico es obsoleto para sus retos estratégicos y de gestión. Frente a este problema se presenta el modelo de gestión por procesos con un enfoque orientado por procesos para satisfacer a los clientes de una empresa.

En el quehacer diario de cualquier actividad de negocio, intervienen diferentes personas cada una con una responsabilidad concreta: los comerciales venden, los clientes hacen pedidos, los administrativos de ventas administran los pedidos, el almacén los prepara, los administrativos o contables facturan y el transportista los entrega. Todas estas personas, aunque realizan trabajos diferentes, están relacionados entre sí por una secuencia de trabajo preestablecido en un contexto de Procesos de Negocio.

Durante esta actividad diaria, se genera gran cantidad de información y documentación que tiene que ir pasando de una persona a otra. Es posible que el negocio disponga de aplicaciones informáticas en las que es necesario grabar información en cada paso de estas secuencia de trabajo. Es aquí donde la Gestión de Procesos de Negocio se hace imprescindible.

Todo este tipo de situaciones habituales pueden ser informatizadas gracias a la Tecnología de Gestión de Procesos de Negocio (BPM). Principalmente un BPM aporta una mejora considerable en la eficacia y eficiencia en las tareas diarias del negocio, con el consiguiente ahorro en tiempo y dinero. Garantiza que todas estas tareas diarias se realizan de manera óptima, independientemente de las personas.

El control de toda la actividad de gestión y saber en todo momento qué tareas están siendo realizadas y las personas que las realizan es la función principal del BPM de Gestión de Procesos de Negocio. Si a esto se une una gestión documental centralizada, el trasiego de papel, la pérdida de documentación, las repetidas impresiones del documento y del tiempo relacionado con las búsquedas, la implantación del modelo de Gestión de Procesos de Negocio en la Pyme mejora ostensiblemente los niveles de productividad.

Además, si es posible realizar una integración con las aplicaciones instaladas, se evita la transcripción manual de la información de un sistema a otro. Al final se podrá disponer de un conjunto de métricas que permitan tener cuantificado en qué se emplea el tiempo, con el objetivo de mejorar día a día en la gestión del negocio.

En definitiva, son muchas ventajas las que aporta una solución BPM de Gestión de Procesos de Negocio en la Pyme: Ahorro de tiempo, papel y dinero. Esto revertirá en la mejora de la gestión interna, en la calidad del servicio al cliente y en el aumento de beneficios al destinar el tiempo a generar y no a tareas administrativas de naturaleza indirecta.

En definitiva, la tecnología BPM de Gestión de Procesos de Negocio trae consigo una serie de beneficios para todos. Disponer de una solución BPM en el negocio de las Pymes, proporciona una serie de beneficios a los clientes, a los empleados y al negocio en sí.

ENLACES:   BPM SPAIN    SOFTWARE BPM

Nuevas Tecnologías en el Sector Agroalimentario.

La industria del sector agroalimentario lidera el sector manufacturero en España, con un resultado de ventas de 85.000 millones de euros y el 8% del PIB español, y genera más de 400.000 empleos, según datos de la Federación Española de Industria de la Alimentación y Bebidas (FIAB). Otra característica relevante del sector agroalimentario es su elevada atomización: Se encuentra constituido principalmente por Pymes, de las cuales un 78% corresponde a micropymes que emplean a menos de 10 trabajadores.

Desde hace unos años, la industria del sector agroalimentario está en un proceso de tecnificación e implantación progresiva de herramientas TIC. Esta tendencia se está potenciando y extendiendo a todos los agentes del proceso productivo para favorecer la gestión integral mediante sistemas de comercio electrónico, pasando por el control y la gestión empresarial.

En España, 9 de cada 10 pymes del sector agroalimentario disponen de infraestructura tecnológica básica (PC/Portaátil, escáner, etc.) y cuentan con acceso a Internet. En este sentido, destacan las industrias cárnicas, donde prácticamente la totalidad (98%) dispone de infraestructura, frente al 79% de las empresas del sector panadero-repostero.

Las soluciones en movilidad se han convertido en una necesidad para muchas empresas del sector. El 43% disponen de dispositivos móviles avanzados. En este aspecto, la industria vitivinícola supera al resto, con un 49 % que utiliza este tipo de dispositivos, siendo las industrias lácteas las que menos los utilizan.

El 58% de la industria del sector agroalimentario dispone de página web propia. El subsector vitivinícola es el que más tiene implantada esta herramienta (87%) y el que menos el panadero-repostero (40%). En cuanto a la factura electrónica, 6 de cada 10 empresas del sector agroalimentario tienen implantada esta solución. El que más la utiliza es el subsector panadero-repostero (82%), ocupando la última posición el subsector vitivinícola (38%).

Las empresas cárnicas ocupan el primer lugar en la implantación de infraestructura básica y acceso a Internet. Sin embargo, cubiertas estas necesidades básicas, las vitivinícolas son las que tienen implantadas más soluciones TIC, principalmente para la comercialización, marketing y ayuda a la exportación y conocimiento de sus productos.

El subsector panadero-repostero es el que menos usa las TIC. La falta de relevo generacional y el carácter local de las empresas son dos importantes barreras para la inversión en tecnología por parte de las pymes. Sin embargo, consideran fundamental el uso de tecnologías sencillas y de bajo coste directamente relacionadas con la gestión empresarial, como es la factura electrónica.

Las principales recomendaciones para el sector agroalimentario serían diseñar unas líneas de trabajo comunes entre las empresas y los proveedores tecnológicos que den lugar a soluciones adaptadas a las necesidades de cada subsector. Por otra parte, facilitar soluciones tecnológicas totalmente escalables, sin necesidad de grandes inversiones iniciales. Así mismo, es necesario incentivar acciones conjuntas de difusión por parte de la Administración nacional y regional para dar a conocer al sector agroalimentario las nuevas oportunidades de negocio que ofrecen las TIC.

ENLACES:  INNOVACION Y TECNOLOGIA   LIBRO BLANCO DE LAS TIC