Herramientas imprescindibles en las Pymes.

crm-erp-para-pymes

Cuando la competencia aumenta y la crisis desacelera los negocios, se vuelve esencial agilizar los procesos y operaciones, aun para las organizaciones más pequeñas. ERP es una potente herramienta que constituye una solución de gestión empresarial que integra todas las áreas de negocio de la empresa. Se compone de módulos específicos para cada área de actividad de negocio como son la Contabilidad y Finanzas, Compras, Ventas, Almacén y Fabricación, y de una serie de módulos de gestión avanzada en el entorno del CRM, Gestión de Proyectos, Contratos, Gestión Laboral y de Recursos Humanos, Gestión Documental, Tesorería y Business Intelligence.

Se han realizado numerosos estudios sobre las ventajas del ERP y la conclusión ha sido que las organizaciones con las mejores prácticas de ERP superan aquellas que no han invertido en esta clase de software, sobre todo en lo que respecta al crecimiento de márgenes, el servicio a clientes, el inventario, la productividad y los ciclos de tesorería. Las pymes están empezando a ver estos beneficios y a considerar que un ERP es una herramienta indispensable para su gestión.

¿Pero qué son las soluciones ERP? Son sistemas informáticos que gestionan los datos de un modo estructurado, permitiendo a las pymes un control más eficiente en sus procesos. Proveen acceso en tiempo real a todos los procesos, permitiendo modernizar las estructuras administrativas y centralizar el control y la gestión de la información. Asimismo, posibilita la reducción de costes y los tiempos en los procesos clave del negocio. Las soluciones de ERP dirigidas a las empresas más pequeñas son escalables y con presupuestos que se ajustan a sus economías y necesidades.

Por tanto, un ERP es un software que posibilita la integración de las principales acciones de una empresa en un único sistema de información. Sus siglas ERP significan Enterprise Resource Planning o, lo que es lo mismo, Planificación de Recursos Empresariales. Fundamentalmente se centra en las acciones relacionadas con la fabricación, la logística y distribución, el inventario, la contabilidad y las ventas.

Un ERP proporciona un control íntegro del proceso empresarial: desde la fabricación del producto hasta su venta a tus clientes.

En un software ERP se trabaja sobre una única base de datos donde están incluidas todas las operaciones de la empresa. Dicho de otra manera, todo está localizado en el mismo entorno de trabajo, con el objetivo de poder ser gestionado de una forma mucho menos compleja.

Otra de las ventajas de los ERP, es que facilita la comunicación interna de la empresa. Esto se debe a que estos sistemas eliminan las barreras a la información entre los diferentes departamentos. Además, evita posibles errores al compartir información entre ellos. Toda la información está conectada y los datos se automatizan.

Estas soluciones incorporan una serie de mecanismos de seguridad con el objetivo de evitar que agentes externos a la organización puedan tener acceso a datos privados.

Los ERP basados en cloud frente a los alojados en servidores internos,  ofrecen mecanismos de seguridad totalmente confiables. Las ventajas de los ERP en la nube frente a los ERP tradicionales son:

Acceso desde cualquier lugar y dispositivo.

Actualizaciones del software automáticas.

¿Cuál es el mejor ERP para una Pyme? Pues obviamente depende mucho del tipo de negocio. Para tomar la mejor decisión será necesario hacerse las siguientes preguntas:

  • ¿El ERP cumple con las funcionalidades que necesita la Pyme?
  • ¿El ERP está programado en un lenguaje de programación conocido y estándar?
  • ¿Existen varias empresas solventes que puedan ser proveedoras de ese ERP?
  • ¿Existen empresas implantadoras profesionales cerca de la Pyme?
  • ¿Se pueden migrar fácilmente los datos?
  • ¿El ERP se actualiza sin dificultad?
  • ¿Cual son los SLAs (acuerdos de nivel de servicio) del proveedor?
  • ¿Cual es el Coste Total de Adquisición?

En resumen, las pymes deben actuar como grandes empresas en la forma de conducir su negocio. Hoy no se opera sólo en un área geográfica limitada, sino en un mercado global. Por eso el ERP se está transformando en una herramienta no sólo de supervivencia, sino también una aliada fundamental para lograr ventajas estratégicas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *