La diferencia entre gasto e inversión.

Muchas veces escuchamos hablar de gasto e inversión, pero sabemos realmente ¿qué es un gasto? Y ¿Qué es una inversión?, para aclarar las dudas a continuación se presentan una definiciones.

Cada vez que sale dinero de la caja de la empresa se está incurriendo en un gasto pero sólo algunos de ellos se podrán considerar inversiones. Desde un punto de vista teórico, la diferencia es que una inversión puede generar beneficios pero un gasto no. Es decir, un gasto se limita a restar capital de la empresa, un capital que no se recupera, mientras que una inversión también resta capital pero se espera que lo devuelva al cabo de cierto tiempo.

¿Qué una inversión? La inversión supone la adquisición de un bien duradero para la empresa. Sus características son:
• Sabemos desde el momento de la adquisición que el bien pasa o pasará a ser propiedad de nuestra empresa, independientemente de cuándo y cómo lo paguemos. Por ejemplo, por compra o por leasing en el que ejerceremos la opción de compra cuando acabe el contrato.
• El bien es duradero y lo adquirimos para que a lo largo de su vida útil nos sirva para desarrollar la actividad de la empresa. Por ejemplo, una máquina.
• El bien puede ser material (por ejemplo, el mobiliario) o inmaterial (por ejemplo, un software).
• Al ser algo duradero, no se trata de algo que todos los meses o trimestres tengamos que volver a adquirir (aunque en algún momento lo tendremos que renovar, cuando ya no sea útil).

¿Qué es un gasto? El gasto es algo recurrente. Un desembolso que tendremos que hacer todos los meses, o trimestres, o años y que no está retribuyendo un bien de carácter duradero para nuestra empresa.

Dentro de los gastos se incluyen todos los servicios que debamos contratar, como la limpieza o la luz,… Pero también se incluye la compra de bienes que entran en la empresa para consumirse al trabajar.

El alquiler del local también constituye un gasto, ya que su pago no nos transfiere la propiedad del local, sino sólo el derecho a usarlo. Por tanto, elementos característicos del gasto son:
• Pagamos algo no duradero.
• Es recurrente.
• Retribuye servicios o bienes que se usan para la actividad y en ese uso salen de la empresa, no permanecen en ella.

El problema es que la línea que separa el gasto de la inversión no siempre está clara y en ocasiones es muy delgada. Todos hemos realizado importantes inversiones que el tiempo nos ha dejado claro que no eran más que un gasto. Al final todo dependerá del uso real que hagamos de esa inversión y, por tanto, siempre conviene analizar anticipadamente cada compra.

Aunque en el plano fiscal y contable muchas leyes son interpretables, la Agencia Tributaria se afana en delimitar al máximo posible lo que es y lo que no es legal para una empresa. En este sentido, la distinción tiene que ver tanto con el beneficio como con el plazo de amortización y el tiempo que el activo permanecerá en la empresa.

Desde el punto de vista de la contabilidad, un gasto es el que deriva del ejercicio de la actividad principal de la empresa y no forma parte de su patrimonio. A efectos prácticos, todo dispendio que sólo genere ingresos en un ejercicio será considerado gasto. Y a efectos contables, la inversión va al balance y el gasto a la cuenta de resultados, ya que la compra de inmovilizado, una máquina, por ejemplo, no modifica el patrimonio de la empresa, sólo se cambia caja por el activo. Por el contrario, el gasto sí afecta a la cuenta de resultados y al patrimonio de la empresa.

Aprender a reconocer qué es una inversión puede ser útil para prevenir futuras crisis económicas.

ENLACES: Gasto e Inversión

3 hojas de cálculo gratis para la pyme

Pensando en ayudar a mis alumnos actuales del curso de gestión comercial, en la aplicación de soluciones de gestión en la empresa, he dado con el sitio www.excelnegocios.com; proyecto que desarrolla soluciones de gestión cotidiana sobre hojas de cálculo, para el uso contable, administrativo y financiero.

“Para que una empresa tome decisiones es necesario contar con información contable y financiera en el momento oportuno, para lo cual los contables tenemos como aliado principal a Excel®”

A continuación presento tres hojas de cálculo desarrolladas por Gustavo Sebastiani, herramientas que ayudan en el proceso se solución de problemas contables y de gestión muy comunes, de forma fácil e intuitiva.

Los enlaces facilitan la descarga gratuita de las hojas de cálculo:

Flujo de caja mensual:

En finanzas se entiende por flujo de caja, las entradas y salidas de efectivo en la empresa, en un período determinado. Por lo tanto, constituye un indicador importante de la liquidez de una empresa.

El estudio de los flujos de caja de una empresa puede ser utilizado para:

  • Anticipar problemas de liquidez. El ser rentable no significa necesariamente poseer liquidez. Una compañía puede tener problemas de efectivo, aun siendo rentable. Por lo tanto, permite anticipar los saldos en dinero.
  • Analizar la viabilidad de proyectos de inversión. Los flujos de fondos son la base de cálculo del Valor Actual Neto (VAN) y de la Tasa interna de Retorno (TIR).

Métodos de valoración de inventarios: lifo, fifo y promedio.

La descarga esta hoja de de cálculo nos permite calcular los diferentes métodos de valoración de inventario:

  • Fifo (First In, First Out) o PEPS (primero en entrar, primero en salir).
  • Lifo ( Last In, First Out) o UEPS (último en entrar, primero en salir).
  • Método Promedio
  • Así como una hoja para realizar la comparación entre los diferentes métodos.

El cuadro resultante se conoce bajo el nombre Kardex de Valoración.

 

Cálculo del Punto de Equilibrio.

El punto de equilibrio, en términos de contabilidad de costos, es aquel punto de actividad o volumen de ventas, donde los ingresos totales son iguales a los costos totales, es decir, el volumen de actividad donde no existe ni beneficios ni pérdidas.

El desarrollo teórico del concepto, así como sus variadas enseñanzas y consecuencias se encuentra en mi presentación en SlideShare® “Análisis del Punto Muerto”

Espero que estas tres hojas de cálculo sean de gran utilidad, tanto para mis alumnos como para pequeños empresarios y autónomos que se decidan a ponerlas en práctica.

Contabilidad financiera para no financieros

Ya el año pasado presenté en mi blog personal www.agarciagaliana.com el cuaderno de «Iniciación a la contabilidad financiera para no financieros».

Ahora lo vuelvo a presentar aquí por considerarlo apropiado por la claridad, sencillez expositiva y didáctica de sus conceptos.

El profesor D. Raimon Serrahima Formosa es consultor empresarial en el área de la dirección financiera de la empresa y profesor del Departamento de Empresa y Tecnología de La Salle, Universidad Ramón Llull, desde 1988.

Este cuaderno de introducción a la contabilidad financiera para no financieros, pretende ser de utilidad al directivo que no tiene perfil financiero y necesita adquirir los conocimientos y competencias suficientes que le permitan entender la terminología y el método contable.

El texto tiene como objetivo que este profesional “no financiero” adquiera los conocimientos de contabilidad financiera que puede necesitar en el desarrollo de la actividad que le es propia.

Este texto viene utilizándose en programas de formación de directivos, tanto a nivel de máster como de programas de desarrollo directivo (PDG) ya sea en el ámbito universitario o en el de la formación “in company”. Es fruto, por lo tanto, de la actividad docente realizada por el autor en su desarrollo profesional.

El cuaderno se estructura a partir de la herramienta informática de presentaciones de diapositivas. Cada diapositiva supone un paso hacia la consecución del concepto que se expone en cada tema. La parte superior de la página recoge la propia diapositiva. La parte inferior se destina al texto necesario para la correcta interpretación de la diapositiva.

En la redacción del texto, y en la medida de lo posible, se ha evitado la terminología especializada en aras de una mejor comprensión de los conceptos. Evidentemente, los tecnicismos terminológicos de la contabilidad financiera deben conocerse y se van introduciendo a medida que se profundiza en la materia, sin embargo, su definición se realiza en lenguaje coloquial para facilitar su aprendizaje y comprensión.

Se pretende evitar así, que los tecnicismos terminológicos se conviertan en una barrera de entrada a la materia contable.

Citando a Albert Einstein “La mayor parte de las ideas fundamentales de la ciencia son esencialmente sencillas y, por regla general, pueden ser expresadas en un lenguaje comprensible para todos.”

Enlace al texto original: http://www.serrahima.com/Formacion.html