Los puntos esenciales para una Tienda online de una Pyme.

Según un estudio creado por la Fundación Tecnologías de la Información existen más de 200 mil profesionales trabajando en la industria del comercio electrónico, y esta cifra podría llegar al medio millón en el año 2017. Cada español destinará 661,62 euros a compras a través de la red durante este año 2015, lo que supone un incremento del 8,9% respecto a 2014. Esto quiere decir que nos acercamos al que será el mejor año de la historia, hasta la fecha, para el comercio electrónico.

Respecto al comportamiento del consumidor, cada vez más usuarios compran desde sus smartphones o tablets. En algunos países como EEUU, las compras desde dispositivos móviles pronto alcanzarán las de equipos de sobremesa.

En este punto es importante recordar que España es líder dentro de los países más relevantes de la UE en penetración de ‘smartphones’, con un 81% de teléfonos inteligentes sobre el total de móviles. Sin embargo todavía son muchas las empresas con una tienda online, no responsive, es decir no adaptada a dispositivos móviles.

Es más según el informe sobre la Implantación de las TIC en Pymes españolas en 2015 que ha desarrollado el ONTSI el 70% de las microempresas no tienen sitio web ni ningún tipo de presencial online.

Por tanto ¿Qué consejos daríamos a aquellas PYMES que están pensando en dar el salto a la tienda online? Estos son los 5 puntos esenciales para que una tienda online venda.

1. Invertir en SEO. Existen más de 205 factores de posicionamiento SEO que Google tiene en cuenta para otorgar visibilidad a nuestros productos. No invertir en eCommerce o hacer las cosas a lo loco puede hacer que la tienda online fracase estrepitósamente al no recibir tráfico suficiente. Los efectos de una estrategia SEO no son inmediatos, por lo que de manera complementaria tendremos que invertir en SEM, que proporcionará el tráfico necesario durante los primeros meses de funcionamiento en la tienda online.

2. Diseño Responsive. 7 de cada 10 usuarios prefieren acceder desde una tablet. Si ya se ha creado la tienda online pero esta no es responsive, es necesario intentar solucionarlo cuanto antes.

3. Trabajar los catálogos de productos. En el mundo de la tienda online no podemos tocar los artículos antes de comprarlos. Para romper esa barrera psicológica, los catálogos de productos de la tienda online deben de ser lo más completos posibles, despejando así cualquier duda que pueda tener el potencial cliente. Trabajar las imágenes de productos, descripciones, atributos (tallas y colores) e incluir opiniones de otros usuarios sobre el producto.

4. Medir los resultados. Es imprescindible utilizar una mínima analítica que permita conocer lo que ocurre en la tienda online. Google Analytics es la herramienta preferida por los «tenderos». Si no se mide lo que sucede en la tienda, tarde o temprano aparecerán los problemas.

5. Logística. Los grandes del eCommerce están invirtiendo importantes cifras en mejorar sus procesos de logística. Cada vez más los usuarios asumen esa calidad del servicio como “normal” y ven como “no aceptable” todo lo que esté por debajo. Una tienda online que no disponga de un buen servicio de logística, está condenada al fracaso. En esto sentido, algunos analistas pronostican que los gastos de envío terminarán por desaparecer en todas las tiendas online.

Lo recomendable para una PYME es utilizar una solución web «open source» como Magento o Prestashop, debido a su alta personalización, el alto número de módulos disponibles y el bajo coste de implantación que tienen este tipo de tiendas comparadas con los desarrollos a medida.

ENLACE: Tiendas online

Las pymes lejos de la sociedad de la información.

La Sociedad de la Información, tal como la concebimos ahora, es el resultado de una acumulación continuada de avances tecnológicos a lo largo del siglo pasado: desde las mejoras en la producción industrial, hasta el desarrollo de la electrónica y, con ella, la informática y las comunicaciones. Teniendo en cuenta que el tejido industrial español está compuesto en su gran mayoría por pymes, se antoja vital que éstas trabajen para adaptar sus estrategias de negocio a las Nuevas Tecnologías de la Información y de la Comunicación.

Según el último dato de Eurostat, tres de cada diez pymes españolas siguen sin estar presentes en la red, Y eso que no hay barrera de entrada para el mundo on line. Es fácil y barato. Y la oportunidad no para de crecer. Según los últimos estudios, el comercio electrónico mueve 18.000 millones de euros y se prevé un crecimiento del 20% en el 2015.

¿Cómo empezar? Para las pymes que van más justos de presupuesto, se recomienda las soluciones preconfiguaradas, que permiten crear una página web con un nivel de usuario intermedio en pocas horas aunque con sus razonables limitaciones. Muchas de ellas ofrecen planes gratuítos o cuotas de 10 ó 30 euros mensuales. ¿Quién ofrece estos servicios? www.1and1.com, www.inesby.com, www.shopify.com, www.hostalia.com, entre otras muchas. Hoy es posible invertir 10 euros y participar en un negocio de 18.000 millones.

La opción intermedia es utilizar una de las infinitas plantillas existentes y personalizarla. Son las que técnicamente se denominan “soluciones web open source” o de código libre tipo WordPress, Joomla, Prestashop o Magento. Un diseño personalizado para las pymes exige nivel de usuario avanzado o contratar a una agencia. El precio de mercado se sitúa entre los 2.000 y los 2.500€ para una página media.

La ventaja es poder contar con diversas funcionalidades en continua expansión gracias a los diferentes módulos que se lanzan casi a diario. Además, la gestión de contenidos es fácil e intuitiva para las pymes.

Por último, podemos optar por una web a medida si ninguna de las opciones nos encajan o satisfacen o queremos marcar la diferencia. Entonces sí que es necesario recurrir a una agencia de diseño y programación web, ¿Qué ventajas tiene? Se pueden incorporar funcionalidades exclusivas para las pymes. En este caso los precios pueden ir desde los 7.000€ en adelante. ¿Algunos ejemplos? Zara.com, neckandneck.com, babyeco.es, etc.

Con la web no hemos acabado; apenas acabamos de empezar; de nada vale tener un escaparate de la pyme si no lo ve nadie; no es lo mismo estar en la Gran Vía de Madrid que en una calle perdida y desconocida.

¿Qué sigue? Como en todo negocio lo difícil no es abrirlo, sino cuidarlo, atenderlo y hacerlo crecer. Para ello hay varias herramientas de marketing digital para pymes: posicionaiento natural en google (SEO), publicidad en las diferentes redes de Google (SEM) y marketing de contenidos: Redes Sociales, Blogs, email Marketing, Boletines, etc. El éxito es siempre fruto del trabajo y la constancia en una línea coherente.

El Ministerio de Industria, Energía y Turismo contribuye al desarrollo de la economía digital de las pymes, los programas de ayudas a la digitalización de las empresas para fomentar la venta online y la adopción de soluciones en la nube, el apoyo a la migración y desarrollo de soluciones en la nube, la mejora de la conectividad inalámbrica en el sector hotelero, el impulso a la dinamización de Centros Demostradores TIC, el apoyo a las iniciativas emprendedoras y a los programas formativos en economía digital.

ENLACES:   red.es

Arquitectura de Información de una web para la Pyme.

Entre las metodologías más útiles que tendrán los profesionales encargados de desarrollar un sitio web, se contarán las que aparecen descritas dentro de la Arquitectura de la Información, que es el conjunto de métodos y herramientas que permiten organizar los contenidos, para ser encontrados y utilizados por los usuarios, de manera simple y directa.

La Arquitectura de Información estará cumpliendo sus objetivos cuando un usuario entre por primera vez al sitio web y pueda reconocer a quién pertenece el sitio web; lo pueda entender en forma rápida y sin esfuerzo y encontrar la información ofrecida fácilmente.

Los elementos que se muestran a continuación constituyen la metodología de la Arquitectura de Información, mediante la cual es posible conseguir las metas de organización y visibilidad de los contenidos de la web. Cada una de ellas debe ser investigada, desarrollada y documentada adecuadamente:

• Definición de Objetivos y Estrategias. A través de esta etapa se busca definir cuáles serán los objetivos centrales que deberá tener el sitio web y establecer la forma de cumplirlos.
• Definición de Audiencia. Determinar las principales audiencias y mercado hacia las cuales se orientará el sitio.
• Definición de Contenidos del Sitio. Proceder a hacer las definiciones más concretas que permitan decidir qué contenidos son los que va a tener el sitio web que se desarrolle.
• Definición de la Estructura del Sitio. Ello implicará trabajar en tres áreas concretas, a través de las cuales se definirá la estructura del sitio web, el árbol de contenidos y los sistemas de navegación que se ofrecerá a los usuarios para que avancen a través de sus contenidos.
• Definición de los Sistemas de Navegación. La tarea consiste en generar los sistemas de acceso a dichos contenidos en el sitio web. A través de estos, los usuarios podrán avanzar por sus diferentes áreas, sin perderse.
• Definición del Diseño Visual. Una vez que se ha terminado el trabajo en la estructura, ya se cuenta con los insumos suficientes como para avanzar hacia la generación del diseño visual de las pantallas del sitio web, momento en que se utilizarán todos los insumos que se han ido generando en las etapas anteriores.

El atributo de calidad que mide lo fáciles que son de usar las web se denomina usabilidad. Se trata en una disciplina cuyo objetivo es facilitar la interacción del usuario y, por esta razón, es lógico que naciera o, más bien, cobrara fuerza, con la llegada de la web 2.0. Si el mundo web se sustenta en que los internautas participen, es necesario estudiar qué es lo que los estimula.

Los beneficios de organizar la información correctamente son vitales para que la web funcione:
• Los clientes pasarán más tiempo navegando
• Mejorará la imagen de marca, ya que percibirán la página positivamente y no se frustrarán por no encontrar lo que buscan.
• Aumenta su fidelidad, es más probable que vuelvan.

El diseño necesita que la Usabilidad le diga cómo navega el usuario, y la Usabilidad necesita que el diseño le ayude a jerarquizar la información, a organizar contenidos y, en conjunto, a mejorar el producto.

Tenemos ante nosotros un nuevo modelo de comunicación empresarial que no se limita a transmitir información sobre la empresa, sino que además permite a los clientes y empleados interpretar la información con otros potenciales consumidores y todos formar parte del proceso informativo. Y todo esto mediante la web.

ENLACES:  DISEÑO WEB        ARQUITECTURA WEB