Las Pymes, el eslabón más débil en seguridad de la información

La mayoría de los ciberataques a empresas españolas se centran en las pymes. Solo un 37% cuenta con la infraestructura de seguridad adecuada. Las organizaciones y empresas están siendo amenazadas constantemente por ataques informáticos.

La falsa creencia entre las compañías de que estos ataques son muy sofisticados y están orientados a grandes multinacionales es un gran error de partida. Según un informe de Kaspersky Lab en colaboración con B2B International, sólo el 19% de las empresas con menos de 25 empleados sitúa a la estrategia TI en su top de preocupaciones, una tasa prácticamente igual, con el 21%, a la de los negocios de entre 26 y 99 empleados. Por su parte, en empresas con 100 o más trabajadores esta cifra asciende hasta el 30% o más, con el 35% de las empresas situando la estrategia TI como una de sus dos principales prioridades. Una cantidad que todavía se antoja insuficiente.

Según un estudio de la organización Anti-Phishing Working Group (APWG), durante la última parte del año pasado, se detectaron cerca de 255.000 nuevas amenazas cada día. El sector del retail y servicios fue el más castigado, al sufrir el 32% de los ataques, seguido de los servicios de pago con un 29% y de los servicios financieros con un 25 %.

Los motivos y métodos a emplear son muy diversos. Se han producido ataques de robo de información mediante phising, XSS, SQL Inyection, etc. para posteriormente subastar o vender esta información al mejor postor, sin olvidar los ataques puramente vandálicos (DoS, defacement, virus, etc.).

Otro factor por el que las pymes están en el punto de mira de los ciberdelincuentes es porque, según el Directorio Central de Empresas (DIRCE), en 2019 había en España 3.363.197 empresas, de las cuales el 99,88% eran pymes entre 0 y 249 empleados. Es decir, lo que en seguridad informática se conoce como la superficie de ataque y ésta es muy amplia.

Un atacante tendrá en su balanza un 0,12 % de grandes empresas, con buenas medidas de seguridad a las que atacar, pudiendo conseguir grandes beneficios, o bien un 99,88% con malas medidas de seguridad a las que robar poco, pero que en conjunto puede suponer un beneficio mucho mayor. De ahí que la mayoría de los atacantes se inclinen por el objetivo más fácil, las pymes.

De hecho, según un reporte de Panda Security, del total de empresas en el mundo, un 47% de los ataques se concentran en las pymes. Después de enfrentar estos ataques, sólo un 40% de éstas se recupera.

Eduardo Román, director de productos y soluciones móviles de Samsung indica que “los dispositivos móviles son una puerta de entrada a los ataques cibernéticos, ya que aunque un 99% de ellos son dirigidos a grandes plataformas y sólo un 1% del riesgo está en los dispositivos móviles, esa pequeña ventana puede significar un 99% de problemas para la organización, porque puede afectar todos los sistemas conectados en línea”.

Entre los consejos que dan los expertos, en primer lugar se debe contar con servidores y soluciones antispam para evitar virus en los correos electrónicos. Asimismo, sostienen que utilizar versiones antiguas de software presenta un riesgo, por lo que es importante realizar actualizaciones de manera continua y siempre que lo aconseje el fabricante.

Los sectores más atacados durante el pasado año fueron el de la Administración Pública, energía, investigación, industria, salud, construcción, telecomunicaciones, informática, militar, espacial, finanzas y medios de comunicación. Y en gran parte de los casos las víctimas comparten un mismo denominador común: los delitos se podrían haber evitado.

Las circunstancias excepcionales que estamos viviendo desde mediados de marzo de 2020 han producido cambios radicales en el segmento de las pymes. Sin embargo, hay algo que no ha cambiado: la amenaza de las organizaciones criminales que operan en Internet y que han visto la crisis como una oportunidad. Han vislumbrado esa mayor dependencia de la Red y han evaluado cuáles son las tendencias que dirigen ese mayor tráfico, para adaptar sus prácticas y obtener mayores beneficios. A partir de estas consideraciones, podemos determinar que las principales amenazas que afectaron a las pequeñas y medianas empresas en España desde comienzos de marzo son las siguientes:

  1. Campañas de phishing relacionadas con el coronavirus.
  2. Virus informáticos.

Por último, es necesario advertir que es importante educar a los colaboradores de las pymes a utilizar correctamente sus equipos personales, ya que gran parte de ellos los utiliza para trabajar, convirtiéndose “en eslabón más débil de la cadena”, aclaran los especialistas.

Programas Apoyo a PYMES por el COVID-19

El Gobierno de España refuerza la respuesta económica y social al COVID-19 con más de 30 medidas adicionales para apoyar a Pyme Digital ciudadanos y empresas.

En lo referente a medidas para impulsar la digitalización de las pymes, se disponen diversas medidas de apoyo a las pymes para impulsar su adaptación al entorno digital a través del programa Acelera, dotado con 250 millones de euros, dirigidos a ayudas para I+D+i, y a financiar la inversión en adquisición de equipamiento o soluciones de trabajo no presencial.

PROGRAMAS DE APOYO Y FORMACION: Estos programas forman parte de las medidas extraordinarias que EOI y la Secretaría General de Industria y de la PYME (Ministerio de Industria, Comercio y Turismo) están llevando a cabo con la cofinanciación del Fondo Social Europeo, para contrarrestar los efectos del COVID-19. Este Programa de Formación y Capacitación, contempla tres actuaciones:

1.- Asesoramiento PYME: Prestar un servicio de asesoramiento personalizado a personas emprendedoras, PYMES o autónomos, con el objetivo de minimizar el impacto de la crisis del COVID-19. Profesionales especializados analizarán, junto a los participantes, sus empresas y modelos de negocio y desarrollarán un plan estratégico de impulso y mejora, ajustado a sus necesidades. El curso forma parte de las medidas extraordinarias que EOI y la Secretaría General de Industria y de la PYME (Ministerio de Industria, Comercio y Turismo) están llevando a cabo con la cofinanciación del Fondo Social Europeo, para contrarrestar los efectos del COVID-19. Dirigido a personas emprendedoras, fundadoras de una start-up o PYME con personalidad jurídica propia o autónomo.

2.- Asesoramiento Express: En el complejo contexto actual derivado del COVID-19, queremos ayudar a personas emprendedoras y autónomos en la toma de decisiones vinculadas a la gestión financiera y legal de su negocio, mediante formación y asesoramiento especializado. Además incluyendo aspectos específicos de la regulación reciente relacionada con el COVID-19.  Este curso forma parte de las medidas extraordinarias que EOI, junto con la Secretaría General de Industria y de la PYME (Ministerio de Industria, Comercio y Turismo) están llevando a cabo para contrarrestar los efectos del COVID-19. Dirigido a personas ocupadas en PYMES, emprendedores/as y autónomos afectados/as por la crisis del COVID-19, que necesiten un apoyo puntual para su empresa.

3.- PYME Digital: Este Curso de Desarrollo de Negocio Digital es un curso práctico que ofrece a personas emprendedoras, PYMES y autónomos, afectados por la crisis del COVID-19, las herramientas clave para facilitar la toma de decisiones en un entorno digital en continua transformación. El curso forma parte de las medidas extraordinarias que EOI y la Secretaría General de Industria y de la PYME (Ministerio de Industria, Comercio y Turismo) están llevando a cabo con la cofinanciación del Fondo Social Europeo, para contrarrestar los efectos del COVID-19; en este caso buscando acelerar la transformación digital de las organizaciones. Este programa enseña a analizar de forma crítica las necesidades de digitalización en la organización, así como a desarrollar las habilidades necesarias para innovar y llevar a cabo una transformación digital ágil y eficaz.

PROGRAMAS ACELERA PYME: Este Programa está gestionado por la Entidad Pública Empresarial RED.ES El portal Acelera Pyme está destinado a ayudar a las pymes y autónomos con el fin de atenuar el impacto del COVID-19 en su actividad.

En Acelera PYME se van a ir recogiendo todas las medidas que se están poniendo en marcha para ayudar a las pymes y autónomos. Una ventanilla única de información a la que la mayor parte de nuestro tejido productivo pueda acercarse en un solo click. El portal está abierto a la colaboración del sector privado, enlazando los recursos que las entidades colaboradoras pongan a disposición de las pymes y autónomos para fomentar su digitalización y soluciones de teletrabajo.

En Acelera PYME las pymes y autónomos pueden encontrar soluciones de financiación y ayuda económica, soluciones tecnológicas, asesoramiento, recomendaciones en materia de ciberseguridad a tener en cuenta en el contexto actual y actuaciones para fomentar el talento en la pymes y de los autónomos. Incluye:

  • Información actualizada sobre nuevas medidas y dotaciones movilizadas expresamente en la lucha contra el COVID-19. Se incluyen las que están ya disponibles y se irán añadiendo paulatinamente las que se pongan en marcha en las próximas semanas.
  • Una recopilación de soluciones, servicios y herramientas que pueden ser de especial utilidad para las pymes y autónomos, en estos momentos, ofrecidos tanto desde el sector público, como desde el privado.

El Plan Acelera Pyme pone a disposición de pymes y autónomos soluciones tecnológicas orientadas a mantener su actividad y avanzar en procesos de transformación digital, con especial atención, a soluciones de productividad y  del trabajo a distancia para atenuar el impacto de la crisis causada por el COVID-19.

Gracias a las herramientas informáticas y digitales, pueden realizarse las tareas laborales diarias desde dispositivos conectados a Internet, incluyendo reuniones online, llamadas «virtuales» vía voz, videoconferencias o envío de documentos internos.

Además, en un momento de emergencia como el actual, es fundamental conocer todas las medidas de ciberseguridad que están a su alcance.

El programa Acelera Pyme prestará asesoramiento a las pymes y autónomos para su proceso de transformación digital. Vamos a ir poniendo a tu disposición una oferta de servicios ofrecidos por entidades tanto públicas como privadas para acompañarles en su esfuerzo de digitalización.

Además, desde el Programa Acelera Pyme ponemos a disposición distintos instrumento de financiación para impulsar proyectos y en particular su digitalización y sobrellevar el impacto del COVID-19.

Para poder obtener más información de estos programas, los lectores interesados pueden acceder a los enlaces de los respectivos organismos convocantes que se muestran en este post.

Siete tendencias en la gestión de personas en 2017.

Acaba el año 2016 con numerosos retos alcanzados en el ámbito de la gestión de personas. Y ahora que comenzamos un nuevo ejercicio los expertos se han planteado cuáles son las tendencias sobre las que los departamentos de RRHH deberán trabajar el nuevo año para conseguir que sus empresas sean cada vez más competitivas y más atractivas. Randstad marca Big Data, gestión de la diversidad, digitalización, cultura de feedback continuo o ‘gig economy’, entre otros, como algunos aspectos clave a tener en cuenta en la gestión de personas en 2017.

Continuar leyendo «Siete tendencias en la gestión de personas en 2017.»

Pymes: El motor de crecimiento de Europa.

Veinte millones de PYMES en Europa, será sin lugar a dudas la clave para volver al crecimiento económico. ¿Cuáles son las herramientas para una mayor competitividad? ¿Por qué las PYMES, las pequeñas y medianas empresas son un elemento clave para el retorno al crecimiento económico? ¿Cuáles son las herramientas que hay que implementar o desarrollar para mejorar la competitividad?

Algunas cifras nos ayudarán a comprender la situación: las PYMES representan el 99 por ciento de las empresas en Europa. Dan trabajo a dos de cada tres europeos y representan dos tercios del valor añadido que se produce cada año.

Con 26 millones de desempleados, la Unión Europea sigue resintiéndose de los estragos de la crisis. Este año, las PYMES europeas podrían crear 740.000 puestos de trabajo. Es un signo positivo, pero insuficiente para compensar los casi 9 millones de empleos perdidos desde 2008.

Joanna Drake, trabaja en la Comisión Europea como directora de promoción para la competitividad de las PYMES: “Aún no podemos dar por hecho que se van a seguir creando PYMES. Hay que dejar claro que aún falta mucho por hacer en términos de apoyos para crear nuevas empresas o “Star Up”. Y también para ayudarles a crecer.”

El proyecto de Unión Bancaria, que debería entrar en vigor en unos meses y los tratados de libre comercio que se negocian con Japón y Estados Unidos, podrían alentar a los empresarios. Además, la Unión Europea acaba de implantar un nuevo programa llamado COSME para estimular el crecimiento de las PYMES. Su objetivo: facilitar la financiación. Y está dotado de 2.300 millones de euros.

“No tenemos una varita mágica, ni podemos hacer milagros, pero vamos a implantar un conjunto de medidas e intervenciones sistémicas, nos confia Ferdinando Nelli Feroci, Comisario europeo de Industria y Emprendimiento. Y también programas específicamente orientados para que las pequeñas y medianas empresas puedan obtener, por ejemplo, dispositivos de garantía para obtener préstamos de los bancos.”

En 2015, solo un tercio de los empresarios lograron la financiación que necesitaban. Los emprendedores lo saben bien: hay que salir de los circuitos tradicionales para operar, por ejemplo, con capital de riesgo.

Benjamin Suchar, CEO de Yoopies, plantea cómo hacer para crear una “Silicon Valley” en Europa: “Es fácil invertir en una empresa que tiene un volumen de negocio de 2 ó 3 millones de euros. Pero es mucho más difícil apostar por un joven empresario, sabiendo que podríamos perder todo. Así que tenemos una fase para sembrar las bases, que es esencial. Y realmente hay que crear y nutrir ese ecosistema si queremos ver nacer en Europa a los futuros Facebook o Airbnb.”

Otro gran desafío es la capacidad de internacionalizarse. Sobre todo porque el 60% del crecimiento mundial de aquí a 2030, lo van a generar las economías emergentes.

Federica Guidi es ministra italiana de Desarrollo Económico: “Hemos de considerar a Europa como un mercado doméstico y el resto del mundo como un mercado potencial real, incluso para las empresas más pequeñas.”

En España contamos con una “superpoblación” de pequeñas y medianas empresas, que aportan el 65% del PIB y el 75% de los puestos de trabajo. Suponen el 99,2% de nuestro tejido productivo. Tenemos más que Reino Unido (98%) y Alemania (97%). Y sin embargo, parece que no podemos competir a ese nivel. Nuestras pymes flaquean en productividad, internacionalización y tamaño. La pyme española, con 4,7 empleados de media, insiste en su pequeñez en todos los sentidos. ¿Pero, qué le impide crecer?

España suspende en financiación. Los bancos han dejado de prestar a las pequeñas empresas. En 2014, 300.000 pymes se ahogaron por falta de oxígeno crediticio. Nuestra tendencia a la pequeñez empresarial es, a la vez, causa y consecuencia del difícil acceso al crédito bancario. Las pymes españolas se financian un 35% más caro que la media de la eurozona, un 77% más que sus homólogas alemanas. Además, la legislación dificulta la salida de este mal porque desincentiva el crecimiento e impide el acceso de las empresas pequeñas a financiación no bancaria. La normativa está volcada en la creación de empresas, pero se olvida de fomentar su crecimiento.

Todos los estudios coinciden: el potencial exportador de nuestras pymes es muy alto, pero hay que explotarlo. La buena noticia es que estamos en el camino. Conquistar nuevos territorios es clave para crecer. La empresa familiar de toda la vida debe abandonar estrategias localistas y aprender a pensar en términos internacionales si quiere alcanzar el éxito en un mundo cada día más globalizado. Al ganar presencia en distintos mercados se diversifica el riesgo y se incrementa la producción, obteniendo una reducción del coste medio del producto. ¿Cómo conseguirlo? Dependerá de cada caso, pero hacerse con una buena estrategia de e-commerce y poner el foco en mercados emergentes puede ser un buen comienzo.

El gran problema de la pyme española es su tamaño, ya que cuenta con solo 4,7 trabajadores de media. Debe ponerse a contratar ya y no parece que vaya a hacerlo: solo un 60% de las empresas dijo tener previsto contratar en 2016. Debe centrar sus esfuerzos en la captación y retención del talento. En cuanto a la captación del talento, España aprueba justo con un 5,2 sobre 10 en el ranking de Adecco. La buena noticia es que en 2014 de los 30.000 autónomos que se dieron de alta, 20.000 eran mujeres.

La inversión en I+D y la transformación digital son fundamentales para poder estar a la vanguardia empresarial. España está lejos de los objetivos comunitarios y de los niveles de las principales economías europeas. La I+D es imprescindible para competir en los sectores de mayor intensidad tecnológica y de las actividades innovadoras es la que, a cambio de un mayor riesgo, ofrece una mayor ventaja competitiva a las empresas que la realicen con éxito. Así mismo, la transformación digital que estamos viviendo, hace imprescindible una revisión de todos los modelos de negocio, sin dejar a salvo ningún sector de actividad. Por este motivo, el estímulo y apoyo a la I+D empresarial forman parte desde hace tiempo de todas las políticas públicas. El objetivo que fijó en 2002 el Consejo Europeo de Barcelona era lograr en 2010 un gasto empresarial en I+D equivalente al 2 % del PIB. Las empresas españolas, que dedicaron a I+D en 2010 el equivalente al 0,71 % del PIB, están, todavía lejos de este objetivo, y también lejos del nivel de esfuerzo de otros países.

Las Pymes en los medios de comunicación.

Durante mucho tiempo, solo las grandes empresas contaban con departamentos de comunicación y marketing que velasen por su imagen y presencia mediática. Sin embargo, poco a poco, las pequeñas empresas se están dando cuenta de que se trata de un servicio necesario si quieren mejorar sus ventas y fidelizar sus clientes, según Raquel Coba, responsable de Agencias de Comunicacion.

El éxito reciente del videojuego Pokémon Go ha vuelto a demostrar la importancia que tiene para un negocio saltar a los titulares de telediarios, periódicos, revistas o informativos. Igual que las marcas más famosas, las pequeñas y medianas empresas también pueden aprovecharse de la visibilidad que proporciona salir en los medios de comunicación. Para aparecer en los medios, las pymes deben elaborar un plan de comunicación, nombrar  un responsable, generar noticias y preparar las entrevistas.

«Estas apariciones dan una notoriedad importante a la compañía», señala Gorka Zumeta, profesor de comunicación de Esic. Además de aumentar las ventas entre la audiencia que se interese por sus productos, estas acciones provocan una mejora de la reputación de la firma entre sus proveedores, socios y clientes.

Enrique Sueiro, director del programa de dirección en comunicación corporativa de IE, destaca la importancia de que las organizaciones «sean activas para contactar con los periodistas, en lugar de limitarse a esperar a que estos llamen a su puerta”. Para ello, tienen que seguir los siguientes pasos:

Diseñar una estrategia. El primer paso es elaborar un plan de comunicación, basado en la estrategia empresarial que determine la importancia que tiene para la compañía salir en los medios y cuáles son los recursos que se dedicarán. Es importante clarificar los objetivos que se pretenden conseguir. También habrá que establecer cuáles son los medios más accesibles para la empresa y, sobre todo, aquellos en los que se encuentra su público potencial.

Nombrar a un responsable. En las Pymes el propio gerente suele encargarse de las relaciones con los medios. Para ello, conviene que tenga una noción básica del funcionamiento de los medios y comprenda sus necesidades. En otras empresas existe un responsable específico, que muchas veces está integrado en el departamento de marketing. Debe conocer los principales aspectos del negocio y tener comunicación directa con los principales responsables, para consultarles rápidamente los datos más concretos. Algunas empresas externalizan estas tareas contratando a una agencia de comunicación. De esta forma, se benefician de la labor de los expertos en el contacto con los medios. Pero, debido a que trabajan fuera de la compañía, es importante asegurarse de que conozcan bien su funcionamiento.

Generar hitos. Las empresas deben desarrollar diversas iniciativas para atraer la atención de los medios de comunicación. La presentación de las cuentas anuales o el lanzamiento de un nuevo producto suelen ser los acontecimientos más señalados. También pueden buscar ángulos más originales, como contar una historia personal relacionada con la trayectoria de la compañía, sus empleados o los servicios que ofrece.

Preparar las intervenciones. Antes de tener una entrevista, conviene solicitar al periodista un guión con las preguntas. Habrá que enterarse de otros aspectos como el objetivo del reportaje o si se va a emitir en directo. Previamente debe preparar su intervención con el responsable de comunicación, estableciendo los principales mensajes que se van a transmitir, destacando principalmente los puntos fuertes de la compañía, manteniendo un tono amable en todo momento.

Situación de crisis. En ocasiones, los medios contactan con la empresa debido a un incidente negativo como un fallo en los productos o un accidente laboral. En estos casos, lo primero es determinar quién será el encargado de responder a sus preguntas y gestionar la relación con los medios. «Lo más importante es preocuparse por conocer lo que ha pasado y contar siempre la verdad», aconseja Enrique Sueiro, de IE. Según explica, mantener silencio sobre lo sucedido no es una buena estrategia, porque entonces serán los rumores divulgados por otros los que construyan el relato sobre lo que ha sucedido y cuál ha sido el fallo. Cuando gestiona bien una crisis, una Pyme puede conseguir que su reputación se vea reforzada, en lugar de perjudicada.

Cómo adaptarse a cada canal

La televisión es imagen. Por tanto, el gerente de la pyme debe cuidar su apariencia y vestimenta cuando acuda a un plató. Si las cámaras van a la fábrica u oficina, habrá que mostrarles las zonas más atractivas.

En la radio cada segundo cuenta. Por lo que se debe transmitir el mensaje principal en poco tiempo. En caso de que se realice una entrevista más larga, no hay que tener miedo a repetir ideas o recordar el nombre de la empresa , pues la capacidad de retención de la audiencia es menor.

La prensa escrita a favor. En la prensa hay más espacio para explicar con detalle la historia. Aunque es un medio escrito, las imágenes también son importantes, por lo que hay que contar con un buen archivo fotográfico.

La revolución digital está provocando un cambio de mentalidad en las Pymes que empiezan a preocuparse por su reputación online y a valorar la importancia de controlar lo que se dice sobre ellas en la red. Sin embargo, la mayoría aún son reticentes a buscar expertos que les ayuden en esta materia, y tienden a lanzarse al mundo social media sin una estrategia ni formación previa.

El objetivo de las comunicaciones tiene que ser crear una imagen de marca, dotarla de prestigio y visibilidad, a la vez que se genera a su alrededor una comunidad de clientes, proveedores y trabajadores. Unas acciones que tienen repercusión en el volumen de ventas de una empresa, aunque no sea su finalidad.

ENLACES: GEDESCO INFORMA