Nuevas Tecnologías en el Sector Agroalimentario.

La industria del sector agroalimentario lidera el sector manufacturero en España, con un resultado de ventas de 85.000 millones de euros y el 8% del PIB español, y genera más de 400.000 empleos, según datos de la Federación Española de Industria de la Alimentación y Bebidas (FIAB). Otra característica relevante del sector agroalimentario es su elevada atomización: Se encuentra constituido principalmente por Pymes, de las cuales un 78% corresponde a micropymes que emplean a menos de 10 trabajadores.

Desde hace unos años, la industria del sector agroalimentario está en un proceso de tecnificación e implantación progresiva de herramientas TIC. Esta tendencia se está potenciando y extendiendo a todos los agentes del proceso productivo para favorecer la gestión integral mediante sistemas de comercio electrónico, pasando por el control y la gestión empresarial.

En España, 9 de cada 10 pymes del sector agroalimentario disponen de infraestructura tecnológica básica (PC/Portaátil, escáner, etc.) y cuentan con acceso a Internet. En este sentido, destacan las industrias cárnicas, donde prácticamente la totalidad (98%) dispone de infraestructura, frente al 79% de las empresas del sector panadero-repostero.

Las soluciones en movilidad se han convertido en una necesidad para muchas empresas del sector. El 43% disponen de dispositivos móviles avanzados. En este aspecto, la industria vitivinícola supera al resto, con un 49 % que utiliza este tipo de dispositivos, siendo las industrias lácteas las que menos los utilizan.

El 58% de la industria del sector agroalimentario dispone de página web propia. El subsector vitivinícola es el que más tiene implantada esta herramienta (87%) y el que menos el panadero-repostero (40%). En cuanto a la factura electrónica, 6 de cada 10 empresas del sector agroalimentario tienen implantada esta solución. El que más la utiliza es el subsector panadero-repostero (82%), ocupando la última posición el subsector vitivinícola (38%).

Las empresas cárnicas ocupan el primer lugar en la implantación de infraestructura básica y acceso a Internet. Sin embargo, cubiertas estas necesidades básicas, las vitivinícolas son las que tienen implantadas más soluciones TIC, principalmente para la comercialización, marketing y ayuda a la exportación y conocimiento de sus productos.

El subsector panadero-repostero es el que menos usa las TIC. La falta de relevo generacional y el carácter local de las empresas son dos importantes barreras para la inversión en tecnología por parte de las pymes. Sin embargo, consideran fundamental el uso de tecnologías sencillas y de bajo coste directamente relacionadas con la gestión empresarial, como es la factura electrónica.

Las principales recomendaciones para el sector agroalimentario serían diseñar unas líneas de trabajo comunes entre las empresas y los proveedores tecnológicos que den lugar a soluciones adaptadas a las necesidades de cada subsector. Por otra parte, facilitar soluciones tecnológicas totalmente escalables, sin necesidad de grandes inversiones iniciales. Así mismo, es necesario incentivar acciones conjuntas de difusión por parte de la Administración nacional y regional para dar a conocer al sector agroalimentario las nuevas oportunidades de negocio que ofrecen las TIC.

ENLACES:  INNOVACION Y TECNOLOGIA   LIBRO BLANCO DE LAS TIC

¿Está clara la utilidad del CRM en las Pymes?

En la actualidad, estamos viviendo un cambio de ciclo económico y cultural que repercute en todas las áreas de la economía del país y lógicamente, en el comportamiento de nuestros clientes.

En el mercado se ha notado el impacto de dichos cambios, siendo en muchos casos fatal para las pymes que no han sabido equiparse con herramientas que permiten la fidelización del cliente, como son los CRM para PYMES.

¿Por qué un CRM en las pymes? En momentos tan complicados e inciertos como los que vivimos, tanto las grandes empresas como las PYMES deben centrar sus esfuerzos en sus acciones hacia el cliente.

Al disponer de menos recursos, los clientes se informan más a la hora de adquirir cualquier producto o servicio, sobre todo cuando se trata de una inversión económica importante. Todo ello deriva en la importancia no de conseguir un nuevo cliente sino de la fidelización de los que ya lo son, para lo que resulta imprescindible la implantación de software CRM (Customer Relationship Management) adecuado a cada PYME.

Está comprobado que una buena herramienta CRM en las pymes que permita una adecuada gestión de los clientes y que permita disponer de una base de datos debidamente actualizada y segmentada de los mismos para poder ofrecer una relación orientada a las necesidades de los clientes, proporciona un valor añadido a la PYME que el cliente valora y así lo percibe.

Gracias a la utilización de herramientas CRM para PYMES, se puede llegar a tener un mejor conocimiento de las necesidades de los clientes. El uso de un CRM en los negocios se traduce en una importante mejoría en las relaciones de la PYME con sus clientes, siendo especialmente importante el servicio postventa necesario en la mayoría de las ocasiones, ya que de él depende la fidelización del cliente o su insatisfacción.

El CRM no es sólo una moda tecnológica, el CRM es realmente una forma de hacer negocios, una forma de saber quiénes son nuestros clientes, de entender que darles un servicio a medida no es una frase tópica, es una realidad fehaciente y necesaria.Sin duda alguna, la base para conseguir la fidelización de un cliente es ser eficiente en la relación establecida. Para ello es muy importante que todos los directivos, empresarios o profesionales de una Pyme sean capaces de formularse simples preguntas como por ejemplo:

• ¿Cómo puedo comunicarme con mis clientes?
• ¿Qué es lo que busca mi cliente?
• ¿Cómo puedo acertar en el producto o servicio que ofrezco?
• ¿Qué necesidades pueden tener en el futuro?
• ¿Cómo puedo evitar a la competencia?
• ¿Está realmente mi cliente contento?

El objetivo es conocer de primera mano las necesidades de nuestros clientes para poderles atender de la forma más efectiva posible y ser capaces de responder a sus necesidades. Aún así tampoco es bueno abusar y por ello el software de gestión CRM para PYMES ayudará a calibrar en todo momento la relación con cada uno de los clientes.

La herramienta CRM permitirá ser más eficientes y realizar las comunicaciones necesarias con los clientes para que tengan la mejor experiencia posible con la PYME, consiguiendo así, su fidelización.

Hay robustas herramientas de CRM para Pymes gratuitas o de muy bajo coste, con alojamiento total en la nube, de forma que se pueda administrar en cualquier momento y desde cualquier lugar. Estas son algunas opciones que se pueden considerar y valorar para empezar a organizar el manejo de los clientes y avanzar en el crecimiento de la pyme: Nimble, Highrise, ContactMe, Salesforce, Batchbook, Zoho, Sugar CRM, Insightly y Flowsme.

ENLACES: CRM para PYMES     Software CRM

Diseño y Web 2.0.

La llegada de la web 2.0 ha supuesto una revolución en el diseño, tanto en lo que se refiere a la concepción artística como en las interfaces. El usuario adquiere un nuevo papel dentro del soporte, ya que deja de ser un “escaneador” de contenidos para ser el que elige, el que participa e incluso el que crea esos contenidos.

Desde el punto de vista visual este nuevo modo de hacer páginas web ha supuesto una estandarización. Mientras en la web 1.0 los diseñadores realizaban páginas sin apenas base previa, ya que existían pocas referencias de diseño digital, la web 2.0 ha supuesto el nacimiento de los estilos.

Una de las cuestiones en las que fallan mucho las páginas web de muchas empresas es en su comunicación web corporativa puesto que muchas ponen el acento en el diseño de la web, pero olvidan que finalmente la página web está creada para que un visitante tome contacto con nuestra empresa. Siguiendo estos criterios fundamentales, podemos definir las siguientes características:

1- Uso de colores vibrantes y contrastados: además de por criterios puramente
estéticos, la web 2.0 se caracteriza por el uso colores con mucho contraste que facilitan la jerarquización de la información y, por lo tanto, la lectura. Colores contrastados pero, al mismo tiempo, en menor número. Como si se tratara de una identidad corporativa tradicional, los diseñadores seleccionan los colores y los aplican a todos los elementos de la web: iconos, menús, efectos de los enlaces, etc.

2- Badges: se trata de una serie de botones con forma de chapas o placas. Consiste en una estrella con bordes redondeados y que habitualmente se utilizan para atraer la atención sobre un precio, una promoción o “un gran mensaje.

3- Brillos, destellos y reflejos: tanto los logotipos como las barras de menú y los distintos elementos de las composiciones cuentan con destellos de luz y pequeñas zonas sobreexpuestas, que aportan volumen a los diseños.

4- Bordes redondeados: la llegada de la web 2.0 ha supuesto el fin de las esquinas, dando paso a un nuevo arquetipo en el que todos los bordes son redondeados.

5- Degradados: sin duda es una de las técnicas visuales que más han calado entre los diseñadores de web 2.0. Más pronunciados o más sutiles, los gradientes de color son empleados desde los fondos de las páginas hasta los los pequeños iconos que se muestran junto a la dirección web en el navegador de Internet.

6- Líneas diagonales: se emplean especialmente en los fondos de las páginas y en los de los titulares, como motivos decorativos que se repiten. El contraste siempre es leve para no dificultar la lectura ni centrar la atención sobre elementos decorativos.

7- Desenfoques: se hacen especialmente patentes en las sombras. En lugar de
ser sombras duras, los diseñadores utilizan leves desenfoques.

8- Logotipos reflejados: durante un tiempo se convirtieron prácticamente en un
estándar los logotipos reflejados.

A estos clichés podemos sumar los elaborados por Ben Hunt en su artículo “Web 2.0 How to design guide”, http://www.webdesignfromscratch.com/web-2.0-design-style-guide.cfm y que se refieren más a conceptos de diseño general:

1. Simplicidad: “en igualdad de condiciones la solución más sencilla es probablemente la correcta”6. Buscar la opción que haga la navegación más sencilla y que exijan menos esfuerzo a los usuarios, evitando las interferencias de elementos superfluos y otorgando una mayor importancia a aquellos en los que queremos que fijen su atención. Esta simplicidad ha tenido como consecuencia también que el color blanco adquiera un mayor protagonismo: a nadie le asusta ya ver una página con fondo blanco y, en general, ha pasado de proporcionar sensación de web poco trabajada a otra de web clara y ordenada.

2. Diseño centrado: Mientras en la web 1.0 todo el contenido se alineaba a la izquierda, las páginas 2.0 siempre están centradas, mejorando la visualización de los contenidos en cualquier tipo de resolución de escritorio.

3. Menos columnas: Antes las páginas se estructuraban en un mayor número de columnas,

4. Separar la navegación: Aunque siempre fueron distintas la zona superior y la inferior, ahora se marca más visualmente. Al mismo tiempo, cada área de la web está claramente definida para un tipo de navegación o de interacción y una serie de contenidos.

5. Navegación simple: El concepto de Usabilidad en sí mismo. Organizar la página web para que el usuario navegue intuitivamente y sepa para qué sirve cada elemento y con cuáles puede interactuar.

6. Tipografías más grandes: Tras un período en el que la tendencia era emplear fuentes pequeñas, como indicativo de elegancia, se ha pasado a un modelo en el que se consigue que las fuentes grandes también sean visualmente atractivas. Los web sites pueden ser bonitos y a la vez respetar los principios de la usabilidad.

7. Leads en negrita: En general, la negrita se ha convertido en el modo más eficiente de destacar la información sin recurrir a colores que ensucien la identidad corporativa de la página. Esto, unido a la necesidad de jerarquizar los contenidos, ha derivado en los tagline, es decir, frases que resumen el contenido de la página o de la empresa, así como entradillas que esquematizan los servicios o contenidos de la entidad o de la aplicación.

8. Iconos atractivos: han dejado de ser un elemento auxiliar del diseño para convertirse en un componente prioritario. En general, se puede decir que la principal característica del diseño 2.0 es la sutilidad, los pequeños detalles, y por ello los iconos son uno de los campos de acción más interesantes para los diseñadores.

Teniendo en cuenta estos aspectos, podemos elaborar un listado de las necesidades del internauta de la web 2.0 y que tendrán un papel fundamental a la hora de diseñar una página para la pyme. El diseño necesita que la Usabilidad le diga cómo navega el usuario, y la Usabilidad necesita que el diseño le ayude a jerarquizar la información, a organizar contenidos y, en conjunto, a mejorar el producto.

ENLACES:  DISEÑO WEB      CONSULTORIA WEB

Arquitectura de Información de una web para la Pyme.

Entre las metodologías más útiles que tendrán los profesionales encargados de desarrollar un sitio web, se contarán las que aparecen descritas dentro de la Arquitectura de la Información, que es el conjunto de métodos y herramientas que permiten organizar los contenidos, para ser encontrados y utilizados por los usuarios, de manera simple y directa.

La Arquitectura de Información estará cumpliendo sus objetivos cuando un usuario entre por primera vez al sitio web y pueda reconocer a quién pertenece el sitio web; lo pueda entender en forma rápida y sin esfuerzo y encontrar la información ofrecida fácilmente.

Los elementos que se muestran a continuación constituyen la metodología de la Arquitectura de Información, mediante la cual es posible conseguir las metas de organización y visibilidad de los contenidos de la web. Cada una de ellas debe ser investigada, desarrollada y documentada adecuadamente:

• Definición de Objetivos y Estrategias. A través de esta etapa se busca definir cuáles serán los objetivos centrales que deberá tener el sitio web y establecer la forma de cumplirlos.
• Definición de Audiencia. Determinar las principales audiencias y mercado hacia las cuales se orientará el sitio.
• Definición de Contenidos del Sitio. Proceder a hacer las definiciones más concretas que permitan decidir qué contenidos son los que va a tener el sitio web que se desarrolle.
• Definición de la Estructura del Sitio. Ello implicará trabajar en tres áreas concretas, a través de las cuales se definirá la estructura del sitio web, el árbol de contenidos y los sistemas de navegación que se ofrecerá a los usuarios para que avancen a través de sus contenidos.
• Definición de los Sistemas de Navegación. La tarea consiste en generar los sistemas de acceso a dichos contenidos en el sitio web. A través de estos, los usuarios podrán avanzar por sus diferentes áreas, sin perderse.
• Definición del Diseño Visual. Una vez que se ha terminado el trabajo en la estructura, ya se cuenta con los insumos suficientes como para avanzar hacia la generación del diseño visual de las pantallas del sitio web, momento en que se utilizarán todos los insumos que se han ido generando en las etapas anteriores.

El atributo de calidad que mide lo fáciles que son de usar las web se denomina usabilidad. Se trata en una disciplina cuyo objetivo es facilitar la interacción del usuario y, por esta razón, es lógico que naciera o, más bien, cobrara fuerza, con la llegada de la web 2.0. Si el mundo web se sustenta en que los internautas participen, es necesario estudiar qué es lo que los estimula.

Los beneficios de organizar la información correctamente son vitales para que la web funcione:
• Los clientes pasarán más tiempo navegando
• Mejorará la imagen de marca, ya que percibirán la página positivamente y no se frustrarán por no encontrar lo que buscan.
• Aumenta su fidelidad, es más probable que vuelvan.

El diseño necesita que la Usabilidad le diga cómo navega el usuario, y la Usabilidad necesita que el diseño le ayude a jerarquizar la información, a organizar contenidos y, en conjunto, a mejorar el producto.

Tenemos ante nosotros un nuevo modelo de comunicación empresarial que no se limita a transmitir información sobre la empresa, sino que además permite a los clientes y empleados interpretar la información con otros potenciales consumidores y todos formar parte del proceso informativo. Y todo esto mediante la web.

ENLACES:  DISEÑO WEB        ARQUITECTURA WEB

El plan de negocio de una sola página.

El plan de negocio de una sola página es una herramienta operativa para el emprendedor. Simplemente es una herramienta para su trabajo diario y el de los que están con él en el nuevo proyecto, una herramienta para su gestión práctica diaria y no para presentar a un inversor.

Para esos casos hace falta un plan de negocio configurado como herramienta de venta, pero que al configurarse así puede perder su utilidad práctica en la gestión del día a día de una iniciativa empresarial.

El plan de negocio de una página está inspirado por la experiencia práctica sobre lo que funciona al planificar. Lo que más funciona es ser breve, claro y concreto. Puede suceder que al extender la planificación durante varios días se produzca la muerte segura del plan quedándose a medio camino entre la realidad y la planificación.

El plan de negocio de 1 página sirve, entre otras cosas, para:

• Planificar rápidamente los fundamentos básicos de la iniciativa emprendedora.
• Planificar rápidamente los fundamentos básicos de un proyecto, departamento, producto, etc. Casi cualquier actividad que precise planificar en una empresa puede adaptarse a este plan de negocio de 1 página.
• Comunicar rápidamente a los demás dichos fundamentos en la empresa, departamento, proyecto, etc. eliminando la habitual confusión y fallos de comunicación que existen.
• Puede copiarse y transmitirse sin hacer modificaciones. Claramente en minutos se puede comunicar qué se pretende y qué hay que hacer, pudiendo lanzar todos los recursos en la misma dirección.
• Ganar claridad y establecer un rumbo en cualquier momento de confusión, cambio o crisis en la empresa.
• Como esqueleto para cualquier otro modelo de plan más complejo que se precise, ya sea para presentar a un tercero o más operativo pero que precise de datos financieros, por ejemplo. El plan de 1 página es la estructura base sobre la que luego se genera el plan más grande.

El plan de negocio de 1 página debe contener los siguientes apartados claramente definidos:

La Visión: Lo primero a tener claro como el cristal es qué queremos construir realmente con esta nueva iniciativa, una imagen clara del destino ideal final, de lo que querríamos que fuera nuestra empresa si tuviéramos una varita mágica que con agitarla nos permitiera darle la forma que deseamos.

La Razón de ser: Aquí definimos el motivo por el que nuestra empresa existe, pero lo hacemos con la mentalidad adecuada.

La Diferenciación: Además de resolver un problema o colmar un deseo, hay que vender, cosa que sólo se consigue si se realiza de una manera que sea diferente y superior.

Los Objetivos: El plan de negocio se hace para que se cumpla, para que se convierta en realidad tangible. Un plan de negocio de 1 página tiene que tener un límite temporal.

Las Estrategias: Esta parte no se diferencia mucho de cualquier otra clase de plan:
• Conocer el destino al que se quiere llegar (OBJETIVOS).
• Elegir los caminos para llegar a esos destinos (ESTRATEGIAS).
• Determinar qué acciones CONCRETAS se van a poner en marcha.

El plan de negocio de 1 sola página es una herramienta práctica de trabajo, para marcar una dirección, tenerla clara y comenzar a hacerla realidad en minutos. La verdadera brillantez está en decir lo importante de la manera más breve posible.

ENLACES:  El Plan de Negocios de una página   Análisis funcional