¿Un plan de negocio de una sola página?

plan_de_negocios_una_pagina

Muchos emprendedores y personas de negocios pasan hasta seis meses escribiendo planes de negocio que, en definitiva, nunca utilizarán. Los planes de negocio convencionales, generalmente, no son más que un recurso para dar la impresión de que hemos pensado concienzudamente en el negocio, sin que esto sea necesariamente verdad.

Con todo, aún es posible escribir planes de negocio que sean verdaderamente funcionales y útiles, y que resuman en una sola página los aspectos más importantes de nuestros planes futuros. Esto es lo que nos enseña el autor en este texto, donde presenta los conceptos y nociones fundamentales para hacerlo.

El plan de negocio de 1 sola página es una herramienta operativa para el emprendedor. Simplemente es una herramienta para su trabajo diario y el de los que están con él en el nuevo proyecto, una herramienta para su gestión práctica diaria y no para presentar a un inversor.

Para esos casos hace falta un plan de negocio configurado como herramienta de venta, pero que al configurarse así puede perder su utilidad práctica en la gestión del día a día de una iniciativa empresarial.

El plan de negocio de 1 página está inspirado por la experiencia práctica sobre lo que funciona al planificar y ha sido desarrollado por Jim Horan. Lo que más funciona es ser breve, claro y concreto. Puede suceder que al extender la planificación durante varios días se produzca la muerte segura del plan quedándose a medio camino entre la realidad y la planificación.

El plan de negocio de una página sirve, entre otras cosas, para:

  • Planificar rápidamente los fundamentos básicos de la iniciativa emprendedora.
  • Planificar rápidamente los fundamentos básicos de un proyecto, departamento, producto, etc. Casi cualquier actividad que precise planificar en una empresa puede adaptarse a este plan de negocio de 1 página.
  • Comunicar rápidamente a los demás dichos fundamentos en la empresa, departamento, proyecto, etc. eliminando la habitual confusión y fallos de comunicación que existen.
  • Puede copiarse y transmitirse sin hacer modificaciones. Claramente en minutos se puede comunicar qué se pretende y qué hay que hacer, pudiendo lanzar todos los recursos en la misma dirección.
  • Ganar claridad y establecer un rumbo en cualquier momento de confusión, cambio o crisis en la empresa.
  • Como esqueleto para cualquier otro modelo de plan más complejo que se precise, ya sea para presentar a un tercero o más operativo pero que precise de datos financieros, por ejemplo. El plan de 1 página es la estructura base sobre la que luego se genera el plan más grande.

El plan de negocio de una página debe contener los siguientes apartados claramente definidos:

La Visión: Lo primero a tener claro como el cristal es qué queremos construir realmente con esta nueva iniciativa, una imagen clara del destino ideal final, de lo que querríamos que fuera nuestra empresa si tuviéramos una varita mágica que con agitarla nos permitiera darle la forma que deseamos.

La Misión: Una buena misión comunica nuestras aspiraciones y objetivos en el negocio. Es aquí donde anunciamos lo que tenemos tanto para el cliente como para nosotros. Un negocio exitoso siempre crea un balance entre sus necesidades y las del cliente.

La Razón de ser: Aquí definimos el motivo por el que nuestra empresa existe, pero lo hacemos con la mentalidad adecuada. Mientras que la visión es un ideal y la misión un recordatorio, la sección de objetivos es donde volvemos al negocio.

La Diferenciación: Además de resolver un problema o colmar un deseo, hay que vender, cosa que sólo se consigue si se realiza de una manera que sea diferente y superior.

Los Objetivos: El plan de negocio se hace para que se cumpla, para que se convierta en realidad tangible. Un plan de negocio de 1 página tiene que tener un límite temporal.

Las Estrategias: Esta parte no se diferencia mucho de cualquier otra clase de plan:

  • Conocer el destino al que se quiere llegar (OBJETIVOS).
  • Elegir los caminos para llegar a esos destinos (ESTRATEGIAS).
  • Determinar qué acciones CONCRETAS se van a poner en marcha.

Los planes: Son los puntos de los proyectos que deben ser llevados a cabo. Casi todo el mundo en un negocio tiene una lista de “cosas por hacer” que posee más tareas de las que se pueden llevar a cabo.

El plan de negocio de una sola página es una herramienta práctica de trabajo, para marcar una dirección, tenerla clara y comenzar a hacerla realidad en minutos. La verdadera brillantez está en decir lo importante de la manera más breve posible.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *